«Día histórico» para la oposición ecuatoriana. Cincuenta y ocho diputados en la Asamblea Nacional activaron hoy con su firma el inicio de un juicio político Guillermo Lasso buscando acusar al presidente.

Con casi (55) páginas de diputados, la carta de la oposición acusa al presidente de Participación en la «estructura de la corrupción para obtener sus beneficios y los beneficios de los demás». La supuesta responsabilidad política de Laso se fundamenta en el delito de malversación y peculado en empresas públicas, “por lo que debe realizarse su vigilancia y posterior remoción”, según se detalla en el escrito remitido a la sala. La oposición asegura tener pruebas suficientes para fundamentar supuestas «omisiones» presidenciales en un esquema de corrupción que involucra a empresas públicas, en el que estaría involucrado el yerno de Laso.

Después de un tira y afloja durante la sesión plenaria del jueves, los diputados de varios grupos que apoyan la iniciativa se unieron 58 plazas, 12 más de las 46 exigidas. intentar aislamiento Ecuatoriano es la última estrategia del expresidente Rafa Correa, Prófugo de la justicia local, para volver al poder. Junto a miembros del derechista Partido Socialista Cristiano (PSC), aliados del conservador Lasso durante las elecciones, miembros de la asociación Unión por la Esperanza (Revolución Ciudadana) sumaron el apoyo de los diputados radicales del Partido Indígena. pachacutec Y los rebeldes de la izquierda democrática intentan persuadir al ex banquero guayaquileño para que abandone el Palacio de Carondelet cuando no ha cumplido dos años al frente del país.

El Gobierno, que se encuentra en clara minoría en la Asamblea, espera que la Corte Constitucional no permita que se acepte el juicio político, pero de no ser así, comenzará dentro de un mes, como detalla la Carta Magna. El fallo judicial debe conocerse antes del 26 de marzo.

Otra variante del lazo es la versión dibujada. «a través de la muerte», Otra herramienta constitucional le permitiría disolver el parlamento para celebrar elecciones generales en un plazo de seis meses.

“El pueblo ecuatoriano ya no puede resistir este desgobierno”, dijo la diputada Sofía Espín, una de las firmantes.

La oposición aprovechó el estallido de un escándalo de corrupción para intentar derrocar a Laso, que se vio arrastrado por una ola de violencia derivada del narcotráfico. El fracaso del referéndum de febrero y la victoria de la revolución ciudadana en las elecciones locales debilitaron su capital político. Los subalternos de Correa conquistaron las alcaldías quito y guayaquil y las provincias de Pichincha y Guayas, además de las provincias y ciudades principales.

En las últimas horas, el expresidente Correa denunció, en entrevista con el diario colombiano el tiempo, que el gobierno buscó apoyo en el parlamento a cambio de buen comportamiento para el exministro María Duarte, que terminó huyendo a Caracas. “Él la usó como rehén”, dijo Correa al diario colombiano, “y nos mandó mensajes, si me apoyan en eso, la podemos liberar. Lo que hizo María fue salir de la embajada”.

Duarte se encuentra hoy en Caracas luego de protagonizar una filtración que provocó una violenta disputa entre los gobiernos de Ecuador y Argentina, que resultó en la expulsión de sus embajadores. El ex ministro, B. ocho años de prisión por corrupción, como su jefe político, pero hace tres años se refugió en la embajada argentina en Quito para escapar de la justicia.