Actualizado
  • Guerra en Ucrania Erdogan ofrece a Zelenski acoger una cumbre de paz que incluya a Rusia
  • Oriente Próximo Erdogan condena en Egipto la «despoblación forzada» de Gaza y llama a un alto el fuego inmediato
  • Equipaje de mano Proyección de Türkiye

«Si las operaciones militares de Israel se extendieran a Rafah, sería una catástrofe humanitaria», ha señalado tajante el ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, en su visita a Turquía en el marco de su gira por la región para tratar la situación en la Franja de Gaza. Se trata de su cuarta visita a Oriente Próximo en el último mes y medio, en las que ha tratado con siete países la situación del conflicto y la emergencia humanitaria desatada en el enclave. La inminente ofensiva israelí en Rafah, ciudad fronteriza con Egipto que acoge actualmente a 1,4 millones de palestinos desplazados de otras partes del enclave, genera rechazo tanto en Madrid como Ankara. «Si algo debe salir de esta catástrofe es que israelíes, palestinos y todos nos pongamos manos a la obra para no ver de nuevo este horror», ha señalado Albares en Ankara tras reunirse con su homólogo turco, Hakan Fidan. «La solución es la creación de un auténtico Estado palestino realista y viable, conectado por un corredor con salida al mar, con capital en Jerusalén Este«, ha añadido.

Albares ha viajado a Turquía en una visita de dos días para tratar con Fidan y con el ministro de Finanzas turco, Mehmet Simsek, las relaciones bilaterales entre ambos países, así como la situación en la Franja de Gaza y en Ucrania. Por su parte, Fidan ha celebrado la «postura firme» de España con el pueblo palestino» y ambos han reiterarado la necesidad de un «alto el fuego inmediato» en la Franja.

Sobre el futuro del enclave, Albares ha compartido con su homólogo turco «la propuesta española de una conferencia de paz» –que puso sobre la mesa el presidente Pedro Sánchez al inicio de la guerra- en la que el máximo número de países «puedan reconocer al Estado palestino», si bien ha remarcado que Israel debería tener «garantías de seguridad».

El ministro español ha enfatizado que en su gira por Oriente Próximo, especialmente en su paso por el Líbano, donde continúan en aumento los enfrentamientos entre el ejército israelí y el brazo armado del partido chií Hizbulá, pudo observar las tensiones crecientes que ha generado la guerra de Gaza.

«Que sea la última vez que veamos este nivel de violencia en Gaza y su extensión, porque también lo vemos en Cisjordania. Podría haber también una extensión del conflicto en el Líbano», declaró. Albares señaló que los palestinos sufren «no solo con bombas, sino también con hambre» y recordó que la Unión Europea está avanzando en el envío de ayuda humanitaria y en la sanciones a los colonos israelíes. El ministro español añadió que España continuará tomando medidas para poner fin al conflicto, tras suspender nuevas concesiones a licencias de envíos de armas a Israel.

Por otro lado, el encuentro en Ankara ha servido para preparar el terreno para la próxima reunión de alto nivel (RAN) que se celebrará en Madrid el próximo junio, un mecanismo bilateral que España tiene con varios países aliados.

Fidan ha remarcado que España es «un gran socio» de Turquía en el Mediterráneo, con el que comparte «retos en cuestión de terrorismo, cambio climático y migración irregular». España es uno de los pocos países de la Unión Europea que mantiene su «apoyo», en palabras del ministro Albares, a la candidatura turca para entrar en el club de los 27.

«Tenemos relaciones con una serie de países europeos, pero en la institución hay decisiones que se toman por consenso que no son a nuestro favor», señaló Fidan. «Después de la reelección de nuestro presidente [Recep Tayyip Erdogan], hemos reiterado que no ha cambiado nuestra postura sobre la membresía. Tenemos voluntad política», señaló. Madrid y Ankara también valoraron sus relaciones bilaterales en el marco de la OTAN. «Juntos impulsamos los debates en la OTAN para que se trate el Flanco Sur. La importancia de que todos los aliados valoren las amenazas que provengan del Flanco Sur», señaló Albares.

Los ministros trataron, además, la situación de la guerra en Ucrania. Albares valoró el trabajo de mediación de Turquía, que cerró el acuerdo del grano -suspendido por Rusia en julio de 2023- para exportar con seguridad el grano ucraniano a través del mar Negro. Ambos países coincidieron en respetar la soberanía territorial de Ucrania.