• Oriente Próximo Las evidencias que apuntan a que el cohete que impactó en el hospital salió de Gaza
  • Directo Última hora de la guerra de Israel en Gaza

A 3.600 kilómetros de distancia del epicentro de la guerra en Oriente Próximo, en la Embajada israelí en España se resisten a dar detalles de la operación militar que prepara su Ejército para vengar el ataque terrorista del pasado 7 de octubre contra civiles, pero sí esbozan con claridad cuál es el «reto» al que se enfrenta: «Tratar de que la guerra con Hamas no salga del perímetro de la Franja de Gaza».

Según la responsable de esta legación diplomática en Madrid, Rodica Radian-Gordon, en estos momentos hay una «motivación muy grande» por parte de otras naciones de la zona, con Irán a la cabeza, de «tratar de encender más fronteras con Israel». «Y, por supuesto, hay una motivación de mostrar que no estamos hablando de una lucha política, sino también una guerra religiosa (…), de un llamamiento a todo el mundo musulmán a luchar contra los judíos», ha argumentado en un encuentro telemático con periodistas este miércoles.

La embajadora israelí en España ha apuntado que, «por supuesto, Hamas no es el pueblo palestino», pero ha incidido en que las manifestaciones que se están produciendo a favor de su causa «por todos los lados, en los países árabes, en Europa y en otros lugares», les generan «mucha inquietud». A lo que ha apostillado: «Entendemos que son llamadas falsas, pero tienen mucho poder e incitan, y vamos a entrar en una ola muy peligrosa (…). Esto nos preocupa mucho».

Raidan-Gordon ha asegurado también que «Israel no tiene el plan de que salgan todos los palestinos de la Franja», que «es otra mentira» de las que, sostiene, se están difundiendo sobre el conflicto. Además ha esgrimido que cuando el Gobierno de Benjamin Netanyahu «pidió a la población civil» que se fuera de la ciudad de Gaza «indicó dos ejes seguros e indicó exactamente los horarios» porque, ha recalcado, consideran que «cuantos más muertos civiles [haya] es una catástrofe».

«La intención no es que los gazatís salgan al Sinaí, la intención es luchar contra Hamas dentro de la ciudad de Gaza y, como estamos hablando de una zona urbana muy densa, la idea fue que los ciudadanos que no están involucrados en esta lucha salgan para no ser matados. Es un dilema muy cruel, quizá, entre quedarse en su hogar o huir, pero la idea es que sobrevivan, no que mueran dentro de sus casas. Y por eso fue la llamada para que salgan», ha argumentado la embajadora en España.

Además, ha asegurado que Israel «no tiene ninguna intención de reocupar la Franja» porque no «hay interés de estar presente» en este territorio después de haber puesto fin en 2005 a casi cuatro décadas de colonización. En este sentido ha mostrado su convencimiento de que hay «un consenso muy amplio» tanto entre de la sociedad como en el sistema geopolítico israelí de que su país «no tiene que reconquistar la Franja de Gaza».

Sobre lo que Raidan-Gordon ha eludido dar una respuesta concreta es a la cuestión de si comparte la posición expresada por el presidente español, Pedro Sánchez, de que para poder resolver este conflicto histórico en la zona es necesario el el reconocimiento del Estado palestino. «Es demasiado temprano para hablar de la solución ahora. Quizá muchas cosas van a cambiar después de esta guerra. Estamos otra vez en un antes y un después. Y no sabemos cómo va estar el después», ha despejado.

Conflicto diplomático

Lo que sí ha hecho claramente la Embajada de Israel es dar por zanjado el conflicto diplomático con España después de que el lunes difundiera un comunicado para criticar las «vergonzosas declaraciones» de «miembros del Gobierno a los que acusó de «alinearse con el terrorismo» de Hamas. «Ya hemos pasado página. Lo que tuvimos que decir ya lo hemos dicho», ha afirmado este miércoles la responsable de la legación diplomática.

No obstante, ha vuelto a manifestar su desacuerdo con las afirmaciones públicas de «algunos ministros», en alusión implícita a las de la titular de la cartera de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, calificando de «genocidio» las acciones del Ejército israelí: «Este tipo de declaraciones luego tiene un resultado que a nosotros nos preocupa mucho, porque estamos viendo más incidentes de antisemitismo. De hecho, no es la primera vez que el conflicto entre Israel y los palestinos lleva a manifestaciones antisemitas».