Actualizado
  • Reino Unido El rey Carlos aparece en público en la misa de Semana Santa

El rey Carlos reapareció en público, acompañado de la reina Camila, en una visita simbólica al centro de tratamiento del cáncer del Hospital Macmillan de Londres, donde mantuvo encuentros con médicos, pacientes y sus familiares. Se trata del segundo acto público del rey, tras su fugaz aparición en la misa de Pascua en Windsor, desde que en enero le diagnosticaran cáncer.

Su visita al Hospital Macmillan, donde conoció las últimas innovaciones tecnológicas para diagnosticar y tratar la enfermedad, sirvió como antesala de su paulatino regreso a la actividad pública, tras el «cauteloso optimismo» expresado por el Palacio de Buckingham respecto al desarrollo. De su enfermedad.

La Casa Real quiso expresar de esta manera «el deseo explícito del Rey de resaltar la importancia del diagnóstico precoz del cáncer», tras la decisión de anunciar su estado en el Hospital Central dentro del complejo del University College de Londres.

El rey, de 75 años, permanecerá temporalmente bajo tratamiento, pero quiso enviar una señal a los británicos en el primer aniversario de su coronación (el 6 de mayo), e incluso confirmó sus planes de acoger su primera visita de Estado importante. 2024, cumpleaños en junio del emperador Naruhito de Japón y su esposa, la emperatriz Masako.

El Palacio de Buckingham aún no ha confirmado más apariciones públicas, aunque se espera que Carlos pueda volver a su actividad normal a lo largo del verano. El próximo evento del calendario es la celebración del 80 aniversario del Día D el próximo 5 de junio, aunque el Rey se centra sobre todo en el desfile. Fuerzas de color El 15 de junio.

Como se reveló el solCarlos expresó a los médicos su voluntad de presentarse ese día a lomos de su caballo, Noble, como el año pasado. Fuentes de la familia real dijeron al periódico: “No necesita aparecer a caballo porque su madre dejó de hacerlo a los sesenta años”. «Pero quiere hacerlo si es posible y con la aprobación de los médicos».

La decisión aún está pendiente y dependerá en última instancia del consejo médico y de la previsión meteorológica para ese día. El Rey, sin embargo, quiere ser fiel al «lema» heredado de su madre -«El Rey hay que verlo»- y volver a la actividad pública tan pronto como su salud se lo permita.

De acuerdo a Correo diarioCarlos III también expresó su deseo de asistir a las carreras de Ascot, consciente de la importancia que Isabel II otorgaba al evento. La Fiesta Ecuestre se celebra entre el 18 y el 22 de junio, y se baraja la posibilidad de celebrar entre esos días un almuerzo privado del Rey con una 'burbuja' seleccionada de invitados.

El Rey planea entonces aprovechar su estancia estival en Escocia para celebrar la apertura parcial del Palacio Balmoral a los visitantes. Mientras tanto, Carlos y Camilla siguen mostrando su preferencia por el cercano Palacio Birkhall, uno de los favoritos de la Reina Madre, para sus vacaciones de verano.

El verdadero desafío en el horizonte es la Cumbre de la Commonwealth que se celebrará del 21 al 25 de octubre en Samoa, lo que probablemente será su primer viaje internacional -aún por confirmar- desde su diagnóstico de cáncer, que le obligó a posponer su viaje previsto a Canadá con… Camilla para la primera mitad del año.