Actualizado
  • Directo Última hora de la guerra en Ucrania

Los intensos ataques con misiles y drones de Rusia contra Ucrania de las últimas semanas aumentaron drásticamente el número de víctimas civiles en diciembre, ha dicho la Organización de las Naciones Unidas en un informe publicado el martes.

La Misión de Observación de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ucrania indicó que el mes pasado se produjo un aumento de 26,5% en el número de víctimas civiles, al pasar de 468 en noviembre a 592 en diciembre. Aunque algunos informes aún no han sido verificados, el organismo declaró que la cifra probablemente fue mayor.

Danielle Bell, que encabeza la misión de observación de la ONU, dijo que «las bajas de civiles se habían reducido constantemente en 2023, pero la oleada de ataques de fines de diciembre y principios de enero interrumpió violentamente esa tendencia».

La misión de la ONU indicó que está verificando los informes de que los recientes e intensos ataques rusos con misiles y drones, que comenzaron a producirse en áreas pobladas de ucrania el 29 de diciembre y continuaron a principios de enero, provocaron la muerte de 86 civiles e hirieron a 416 más.

«Esos ataques siembran muerte y destrucción entre los civiles ucranianos, que han sufrido profundas pérdidas desde hace ya dos años debido a la invasión rusa», declaró Bell.

La misión de observación de la ONU señaló que el mayor número de bajas se produjo en los ataques del 29 de diciembre y del 2 de enero, con temperaturas invernales extremadamente bajas. El 4 de enero, indicó, la pequeña ciudad de Pokrovsk y el poblado vecino de Rivne, cerca del frente de batalla, fueron atacados, y dos familias —seis adultos y cinco niños— quedaron sepultadas por los escombros de sus casas. Algunos cuerpos aún no se han encontrado, indicó.

En otro ataque, perpetrado el 6 de enero, la ola de explosiones provocada por un ataque ruso con misiles hirió a 31 civiles, entre ellos, ocho pasajeros de un minibús destruido durante la hora de viajes matutinos, señaló el organismo.

El número confirmado de civiles muertos desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero de 2022 es de más de 10.200, e incluye a 575 niños, mientras que el número de heridos es de más de 19.300, dijo el miércoles Edem Wosornu, directora de operaciones de la oficina humanitaria de la ONU, ante el Consejo de Seguridad del organismo internacional.

Ni Moscú ni Kiev proporcionan datos oportunos acerca de las bajas militares, y cada uno de ellos se esfuerza por inflar las bajas del bando contrario mientras la guerra, que comenzó hace casi dos años, continúa sin indicios de conversaciones de paz que den fin al conflicto.