• Resultados La ultraderecha islamófoba de Wilders gana las elecciones en Países Bajos

La salida del ‘teflón’ Mark Rutte de la política de Países Bajos tras 13 años al frente de la nación ha abierto la puerta del Gobierno al ultraderechista Geert Wilders, tras las elecciones celebradas el miércoles y que con casi todos los votos escrutados dan como ganador al candidato del Partido por la Libertad (PVV).

Wilders se dio a conocer cuando en 2017 quedó en segundo lugar en los comicios con mensajes polémicos que por aquel entonces calaban en Europa. De hecho, los medios no tardaron en calificarle como el ‘Trump holandés’, en referencia al presidente de EEUU que había sido elegido en 2016. De hecho, los primeros que han salido a felicitar al holandés han sido políticos que defienden políticas similares a las de Wilders: Marine Le Pen (Francia), Matteo Salvini (Italia), Viktor Orban (Hungría) y Santiago Abascal (España).

Aunque algunos analistas señalan que Wilders ha suavizado su discurso desde la anterior convocatoria electoral, qué es exactamente lo que propone y por qué es un desafío para Europa.

La ultraderecha islamófoba de Wilders gana las elecciones en Países Bajos

Salida de la UE

Wilders alimenta la eurofobia, ya que PVV quiere «una Holanda soberana», como detalla Afp en el análisis de su programa. La formación rechaza proyectos como el de la UE. ¿Recuerdan el concepto del Nexit? Pues Wilders fue uno de los políticos que lo alimentó en un momento en el que el proyecto europeo corría máximo peligro. El referéndum de Reino Unido en el que ganó el divorcio de Bruselas dio alas a otros movimientos antieuropeos en el continente. El candidato del PVV ya intentó que se celebrara una consulta al respecto, pero el Parlamento la rechazó.

En el momento actual, en el que se estudia la ampliación de la UE, con la guerra de Ucrania a punto de cumplir dos años, el PVV precisamente lo que quiere es que no haya nuevas incorporaciones, además de querer censurar otros aspectos más simbólicos, como retirar las banderas europeas de los edificios oficiales.

¿Estamos ante una nueva ola de ultraderecha en Europa? Más allá de que Wilders logre convertirse en ‘premier’ o no, el continente está volviendo a vivir un ‘terremoto’ político. En Italia, Giorgia Meloni, de Hermanos de Italia, se convirtió en primera ministra, mientras que en Eslovaquia fue Robert Fico quien recientemente se impuso en las urnas.

Los medios de Países Bajos ya hablan de «un giro a la derecha», pero la llave está en los partidos que podrían formar coalición junto al PVV.

Política migratoria dura

Otro de los problemas actuales en el Viejo Continente es la migración. Y es ahí donde el PVV propone una «congelación del asilo» y que la política migratoria sea «más restrictiva». Más controles en las fronteras, deportaciones de los ilegales y restricciones a los ciudadanos de la UE para permanecer en Países Bajos son algunas de las promesas del programa del partido encabezado por Wilders.

La migración va a ser el tema más duro para Wilders porque la caída de Rutte se produjo precisamente por diferencias en la coalición acerca de la política de asilo. A pesar de haber ganado las legislativas, necesita formar una coalición para alzarse como primer ministro. Eso sugiere que no lo va a tener tan fácil para implantar sus promesas en esta materia.

«Menos Islam en Holanda»

«Queremos menos Islam en Holanda», dice el programa. Una consigna que se logra reduciendo la migración de ciudadanos procedentes de países donde se profesa esta religión. Y, como ha ocurrido en Francia, los símbolos del Islam tampoco serán bien recibidos. Entre algunas de las cosas que pide el PVV destaca «prohibir el uso de pañuelos islámicos en los edificios gubernamentales».

Sin embargo, el miércoles por la noche Wilders se retractó de esta parte del programa, aseguran que no cerrará escuelas islámicas, ni prohibirá el Corán, según Efe.

Países Bajos, primero

Si Donald Trump se hizo famoso en 2016 por su Make America Great Again -mismo mensaje que le impulsa de nuevo para los comicios del año que viene y que ha ‘extendido’ a Argentina a la hora de felicitar al recién electo Javier Milei-, los holandeses también deben ser una prioridad en los Países Bajos. Así lo resume el PVV: «Nuestro principio rector es: actuar en interés de Holanda y de los holandeses. Nuestro propio país es lo primero«.

«El pueblo debe recuperar su nación», fue una de las frases que dijo en campaña.

En cuanto a política exterior, otorgan su apoyo a Israel en el actual conflicto en Oriente Próximo y Wilders no quiere representación alguna de la Autoridad Palestina en su territorio.

Negacionismo

El PVV tampoco cree en el cambio climático e invita a sus compatriotas a no tener miedo. Ni si quiera por la subida del nivel del mar, que claramente afectaría a un país recorrido por canales.

El partido de Wilders apuesta por seguir con el carbón, el gas y mantener abiertas las centrales nucleares.