• Irán Al menos 103 muertos en Irán en un «atentado terrorista» en el aniversario de la muerte del general Soleimani

El líder del partido chií libanés Hizbulá, Hasan Nasrala, advirtió este miércoles a Israel que si abre un nuevo frente en suelo libanés, su organización luchará porque «no tiene miedo a la guerra». «Si Israel está pensando en una guerra contra el Líbano, lucharemos hasta el fin, sin límites. El enemigo sabe a qué me refiero», señaló en un discurso televisado. «Si hasta ahora hemos sido cuidadosos con los intereses libaneses, (si Israel ataca) los intereses del Líbano exigirán que lleguemos hasta el final», advirtió.

Se esperaba que el líder libanés ofreciera pistas sobre cómo su organización responderá al ataque con drones israelíes en Beirut, que causó la muerte del número dos del brazo político de Hamas, Saleh al Arouri. «Lo que ocurrió ayer fue peligroso y criminal y, como dijimos anteriormente, este crimen no pasará sin represalias», declaró, sin dar más detalles de su plan.

El líder de Hizbulá remarcó anteriormente que no tenía intención de iniciar una guerra abierta contra Tel Aviv y que quería centrarse en desgastar al ejército israelí con hostilidades desde la frontera sur del Líbano. «Si no hubiera un frente desde el Líbano, entonces Israel habría destruido todo el país», aseguró. «Ayer los israelíes dijeron que no tenían intención de atacar el Líbano, que solo se trataba de Hamas. Solo los cobardes y los niños creen esta frase», espetó. Aparte de ofrecer condolencias a la familia de al Arouri, Nasralá no habló más del ataque en Beirut, aunque remarcó que daría más detalles de las intenciones de Hizbulá en un nuevo discurso este viernes.

El líder de Hizbulá acusó a Israel de «fracasar en alcanzar cualquiera de sus objetivos» y de no lograr «imponer ninguna norma sobre Gaza». «No han podido conseguir ningún rehén vivo. Los desacuerdos internos (en el Gobierno) se amplían. Todos esconden dagas en la espalda, veremos qué clase de Israel surgirá», especuló.

Asimismo, Nasrala rechazó en su discurso las peticiones de Estados Unidos y Francia, para que retire sus fuerzas del sur del Líbano, cumpliendo con una resolución de la ONU aprobada tras la guerra con Israel de 2006. Washington y Paris llevan semanas presionando a Hizbulá para que se desarme en el sur, en un intento de evitar una mayor escalada bélica y la apertura de un nuevo frente de guerra con Israel. «Lo que sucede en Gaza es una prueba de que el derecho internacional y las instituciones internacionales no son capaces de proteger a ningún pueblo ni a nadie», declaró. «22.000 mártires en Gaza y piden al Líbano: ‘Entregad las armas, la comunidad internacional os protegerá’. Tienen ceguera en el corazón», añadió. El goteo constante de enfrentamientos en la frontera entre Líbano e Israel desde el inicio de la ofensiva en Gaza ha aumentado drásticamente en la última semana. Los encontronazos han causado ya 161 muertos, entre ellos 21 civiles, además de la evacuación de más de 100.000 civiles libaneses e israelíes en ambos lados de la frontera.

Por otro lado, el líder de Hizbulá también ofreció sus condolencias a Irán por el ataque sufrido hoy en Kerman, en el sureste del país, que causó la muerte de 103 personas y que Teherán calificó de «terrorista». Dos artefactos explotaron durante la conmemoración del cuarto aniversario de la muerte del general iraní, Qassem Soleimani, arquitecto de la política exterior iraní en Oriente Medio y muerto en un ataque con drones estadounidenses.

Nasralá agradeció a Soleimani por fortalecer el «Eje de la Resistencia», la alianza de fuerzas militares como Hamas, Líbano o proxies iraníes bajo la influencia de Teherán. Nasralá aseguró que esta unión es igualitaria y que cada organización es individual y opera a su voluntad. «Los hutíes, libaneses e iraquíes no operan por órdenes de Irán, sino en base a decisiones de las facciones de la Resistencia en cada país y en línea con sus prioridades nacionales», aseguró. «Cuando los hermanos en Yemen toman la decisión de iniciar una guerra en el mar Rojo para romper el asedio en Gaza, inmediatamente piensan que Irán les pidió que lo hicieran. Esto es falso», añadió.