• Entrevista Osama Hamdan, líder de Hamas en el Líbano: «El 7-O se produjo un vacío en la seguridad de Gaza y la situación quedó fuera de control»

El número dos del grupo armado palestino Saleh al Arouri ha muerto este martes en una explosión en un suburbio del sur de Beirut. Así lo ha confirmado la propia organización a través de su estación de radio. Por su parte, Al Mayadeen, canal de televisión del grupo libanés Hizbulá, también informó de su muerte para después añadir que «el asesinato no quedará impune»

«Nosotros, Hezbolá, afirmamos que este crimen no quedará sin respuesta ni impune. Nuestras manos están en el gatillo y nuestros combatientes están preparados al máximo nivel», afirmó el grupo libanés en un comunicado. «Consideramos que el crimen de asesinar al jeque Saleh al Aruri en el corazón del suburbio sur de Beirut es un grave ataque contra Líbano y un acontecimiento peligroso en el curso de la guerra», añadió..

Arouri, uno de los fundadores del ala militar de Hamas, había dirigido la presencia del grupo en Cisjordania. Antes del ataque del grupo islamista Hamas del pasado 7 de octubre, Al Arouri era el gran objetivo de Israel al considerarle sobre todo el responsable de planificar, financiar y ordenar, primero desde Turquía y después desde Beirut, numerosos atentados en y desde Cisjordania. El Gobierno israelí, sin embargo, no dio la luz verde para matar a este conocido cabecilla de Hamas en el extranjero y uno de los fundadores de su brazo armado ante la posibilidad de que su asesinato provocara un enfrentamiento a gran escala en la Franja de Gaza. Al final, el orden ha sido inverso. Tras 88 días de guerra en la Franja de Gaza, un dron atacó un piso en un suburbio de Beirut causando la muerte de Arouri y otros miembros de Hamas.

El hecho de que el ataque aéreo selectivo se haya producido en el suburbio de Dahiyah, en el sur de Beirut , y feudo del grupo chií Hizbulá eleva las posibilidades de que su líder Hassan Nasralá, muy allegado a Arouri, ordene una represalia que vaya más allá de los drones y misiles antitanque disparados en los últimos meses contra el norte de Israel como muestra de solidaridad y apoyo a Hamas.

Las autoridades israelíes declinaron hacer comentarios, informa Ap. Sin embargo, la Agencia Nacional de Noticias del Líbano, estatal, dijo que la explosión mató a otras cinco personas y fue llevada a cabo por un avión no tripulado israelí. El dron disparó al menos dos misiles contra la oficina regional de Hamas situada en el sur de Beirut, donde se cree que se encontraba Al Arouri.

«El ataque hostil que tuvo como objetivo la oficina de Hamas, donde se celebraba una reunión de las facciones palestinas, causó la muerte del alto cargo de Hamas en Cisjordania Saleh al Arouri y de otras tres personas», un balance que luego subió a un total de sies personas, aseguró el medio estatal libanés, según recoge Efe. Por el momento se desconoce la identidad del resto de las víctimas y si también formaban parte del movimiento islamista.

Lugar de la explosión, en el sur de Beirut.
Lugar de la explosión, en el sur de Beirut.Hussein MallaAP

Una explosión sacudió los suburbios del sur de la capital libanesa este martes, ya noche en Beirut, provocando el caos en el bastión del grupo militante Hizbulá, pero la naturaleza de la explosión no se conoció de inmediato. En medio de la confusión inicial, no estaba claro si la explosión había causado víctimas en el suburbio de Beirut, pero los vídeos que circulaban por las redes sociales mostraban graves daños e incendios. Finalmente, Hamas confirmó el «asesinato» de uno de sus comandantes.

La explosión se produjo después de más de dos meses de intensos intercambios de disparos entre tropas israelíes y miembros de Hizbulá a lo largo de la frontera sur de Líbano.

Desde que comenzaron los combates el 8 de octubre, se han concentrado a pocos kilómetros de la frontera, pero en varias ocasiones la aviación israelí ha atacado objetivos de Hizbulá en zonas más profundas del Líbano.

A primera hora del día, Hizbulá declaró que sus combatientes habían llevado a cabo varios ataques a lo largo de la frontera entre Líbano e Israel contra puestos militares israelíes.