• Directo Guerra de Israel y Hamas, última hora
  • Tariq Ali «¿Cómo pueden actuar los palestinos así? Bueno, lo han aprendido de ustedes y quieren que sepan cómo se sienten»
  • Diplomacia Los líderes árabes cancelan su reunión con Biden por el ataque al hospital de Al-Ahli

Ante las acusaciones lanzadas por el Gobierno del grupo islamista Hamas en la Franja de Gaza a raíz de la muerte de un número no verificado de personas -centenares, según la organización terrorista- este martes por la tarde en el hospital Al-Ahli , el portavoz del Ejército israelí, Daniel Hagari, ha revelado una grabación en árabe entre milicianos minutos después de la explosión en la que admiten que el origen fue un proyectil fallido de Yihad Islámica y no un misil de Israel.

Poco después, el Canal 12 israelí emitió en exclusiva imágenes que su cámara captó desde la ciudad sureña de Netivot en las que se ve una ráfaga de proyectiles lanzados desde Gaza y poco después una explosión en la zona del hospital.

En una rueda de prensa especial, Hagari ha mostrado imágenes de la zona antes y después de la explosión en las puertas del hospital señalando que el tipo de daño causado-ausencia de cráter, por ejemplo- no es propio de un bombardeo de su Ejército sino de un proyectil desviado. Asimismo, ha señalado que en ese momento y en esa zona tuvo lugar una ráfaga de proyectiles disparados desde Gaza hacia Israel y no se registró «ningún ataque israelí por tierra, aire y mar».

Las fotos y conversaciones publicadas por Israel que inculpan a Hamas de la matanza en el hospital de GazaFDI

En la conversación captada por los servicios de Inteligencia y difundida por Hagari, un operativo de Hamas dice a otro: «Esta es la primera vez que vemos un misil así caer y es por eso que decimos que pertenece a Yihad Islámica«. Tras mostrar su sorpresa por el proyectil fallido, se escucha: «Dicen que la metralla de un misil es metralla local y no israelí».

«Ellos (Yihad Islámica) lo dispararon desde el cementerio detrás del Hospital Al-Maamadani, falló y cayó sobre ellos», añade uno de los milicianos que Israel identifica como operativos de Hamas en una grabación que no ha sido verificada de forma independiente.

Según Hagari cuando Hamas se dio cuenta de que Israel no era el responsable del ataque «inició una campaña mundial de mentiras». El presidente de Israel, Issac Herzog, criticó aquellos medios que «se tragaron las mentiras de Hamas y Yihad Islámica difundiendo un libelo de sangre del siglo XIX en todo el mundo».

Israel compartió toda la información de Inteligencia sobre la explosión al gabinete del presidente estadounidense Joe Biden que a media mañana aterrizó en Tel Aviv y en su primera intervención conjunta con el primer ministro Benjamin Netanyahu responsabilizó «a la otra parte» de la explosión en el centro sanitario en Gaza.

Hagari, por otro lado, ha denunciado que desde el inicio de la guerra hace doce días, Hamas y Yihad Islámica han realizado alrededor de 450 lanzamientos fallidos de proyectiles que en lugar de impactar en Israel cayeron en territorio gazatí.

El desmentido oficial israelí, tras más de dos horas de investigación anoche, choca con las acusaciones que mantiene el liderazgo palestino desde Hamas en Gaza hasta el presidente palestino Abu Mazen en Cisjordania que denunciaron «un nuevo crimen de guerra de Israel». La conmoción en la región por la matanza en el hospital viene acompañada por la condena de muchos países árabes-entre ellos Egipto, Jordania o Catar- Irán y Turquía.

Según el líder de Hamas, Ismail Haniya, «se trata de un punto de inflexión» en la actual contienda. Asimismo, prometió que Israel «será golpeado» en todos los frentes tras el ataque que definió como «atrocidad sin precedentes».

Más allá de pacientes y heridos, miles de desplazados desde sus casas desde el inicio de la masiva ofensiva aérea israelí se encontraban en el hospital bautista en el momento de la letal explosión.

«Necesitamos que la violencia cese de todos los lados», ha pedido el responsable de la Organización Mundial de la Salud de la ONU, Tedros Adhanom Ghebreyesus, tras uno los capítulos más trágicos en la guerra iniciada con el ataque de Hamas el pasado 7 de octubre en el sur de Israel. Según alerta, la situación en la bloqueada Gaza «se está volviendo incontrolable».