• Directo Última hora de la guerra en Ucrania

La vice primera ministra para la Integración Europea y Euroatlántica de Ucrania, Olha Stefanishyna, afirmó este martes que la «supervivencia» de su país depende de que la Unión Europea (UE) logre dar luz verde a un apoyo de 50.000 millones de euros para los próximos años procedente de la revisión del presupuesto comunitario hasta 2027.

«Que se complete este apoyo financiero para los próximos cuatro años, es vital para nosotros, y básicamente no nos podemos imaginar la situación si la decisión no se toma el 1 de febrero«, indicó Stefanishyna.

La vice primera ministra ucraniana se pronunció así en una intervención por videoconferencia del foro Europa Global organizado en el Parlamento Europeo por el grupo de los liberales en esa cámara, Renovar Europa.

Se refirió a la cumbre extraordinaria de la UE convocada en Bruselas el próximo 1 de febrero para llegar a un acuerdo sobre la revisión del presupuesto plurianual comunitario hasta 2027, después de que los líderes de la Unión no consiguieran en diciembre desbloquear el veto de Hungría a dedicar 50.000 millones de euros para Ucrania. «Es literalmente una cuestión de supervivencia», enfatizó.

Stefanishyna aseguró que el titular ucraniano de Política Social se encuentra actualmente en Bruselas trabajando en un «posible escenario» en el caso de que no se lograra adoptar esa decisión.

Dejó claro que «la resiliencia de Ucrania no puede dese por garantizada», sino que «tiene un precio». «Esta decisión es sobre la que realmente necesitamos construir toda la voluntad política de compromiso, y no buscar cualquier otro escenario», dijo.

La UE desembolsó en 2023 a Ucrania 18.000 millones de euros para que el país pueda garantizar el pago de los servicios básicos mientras continúe la guerra de invasión lanzada por Rusia.

La UE ha proporcionado en total 85.000 millones de euros en ayuda a Kiev desde el comienzo de la agresión rusa en febrero de 2022, entre asistencia financiera, de emergencia, humanitaria y militar.

El objetivo de la Comisión y la gran mayoría de Estados miembros es que la ayuda financiera pueda continuar a partir de 2024 en el marco del presupuesto comunitario, para hacerla más predecible, por lo que los líderes de los Veintisiete celebrarán el próximo 1 de febrero una nueva cumbre para intentar aprobar el paquete con apoyo unánime.

El Ejecutivo comunitario ya ha advertido de que trabajará para que, con o sin el apoyo de Hungría, haya una solución en marcha para proporcionar ayuda a Ucrania.

Esto podría pasar por prolongar el sistema utilizado hasta ahora en el que la financiación se capta en los mercados con el respaldo de avales nacionales, lo que permitiría dejar fuera del mismo a Budapest.