• Patio global La gobernadora señalada por decir que Rusia «no necesitaba la invasión de Ucrania»
  • Patio global El ‘halcón’ moral de Putin que ha declarado la guerra a ‘Barbie’

Quién. Valentina Ivanovna Matvienko (1949, URSS) es presidenta del Senado de Rusia y toda una superviviente de la política que ha medrado a la sombra del putinismo. Qué. Ha propuesto la creación de un Ministerio de la Felicidad. Por qué. Quiere que el departamento examine las propuestas del Gobierno. La veterana política amasa una gran fortuna en un momento en el que su país es objeto de sanciones por la guerra.

A los rusos se les persigue y encarcela por opinar distinto del Gobierno y muchos han dejado atrás su país huyendo de la guerra. Pero la presidenta del Senado ruso cree que lo que necesitan todos es un Ministerio de la Felicidad. «Un departamento que revisará todas las decisiones y leyes para ver si cada nueva norma o nuevo decreto gubernamental hará más feliz a la gente».

Valentina Matvienko, presidenta del Consejo de la Federación de Rusia, dijo durante un discurso en la reciente conferencia educativa Znanie (que significa conocimiento pero que fue creada recientemente para insuflar valores patrióticos a la juventud) que se le ocurrió la idea en 2019 durante un viaje a los Emiratos Árabes Unidos. Este país incluso ha creado herramientas que miden los puntos de referencia asociados con la felicidad.

La autora de la idea cree que no se puede esperar: «¡Ya mismo, una ley sobre la felicidad general!». Matvienko, de 74 años, tiene algunas cosas a su favor para ser feliz: una fortuna de aproximadamente 9,9 millones de euros. También adquirió una villa en Venecia. La guerra, sin embargo, la ha colocado bajo sanciones. Occidente ahora es un paraíso lejano y al mismo tiempo un «enemigo decadente» para las criaturas del putinismo.

Nacida en la República Socialista Soviética de Ucrania, fue embajadora en Malta y Grecia y también gobernadora de San Petersburgo. Su hijo, Serguei Matvienko, también encontró pronto la felicidad: fue nombrado vicepresidente del Banco de San Petersburgo con solo 30 años.

La propuesta de crear un Ministerio de la Felicidad llega en un momento en el que la guerra se alarga y las sanciones también, mientras los rusos son cada vez más favorables a un acuerdo de paz que acabe con todo esto. El Centro Levada de Rusia publicó que casi tres de cada cuatro rusos dijeron que apoyarían al presidente Vladimir Putin si decidiera pedir el fin del conflicto.

La presidenta del Senado sigue el ejemplo de otros países que adoptaron estos proyectos gubernamentales de felicidad en el pasado. La medida de los Emiratos Árabes Unidos fue precedida por Venezuela, que creó su propio ministerio en 2013. En la India se ha implementado a nivel regional.

Matvienko, que preside el Consejo de la Federación de Rusia desde 2011, cree que ahora le toca a su país. En 2022, Rusia ocupó el puesto 75 en el ranking mundial de felicidad autoinformada, empatada con Tayikistán. La lista la encabezó Finlandia y todos los países europeos fueron clasificados como más felices que Rusia.

Matvienko es una superviviente de la política, que ha prosperado en dos países muy distintos. Escaló posiciones en las juventudes soviéticas del Komsomol durante la URSS. Cuando Boris Yeltsin dejó el cargo la propusieron para las elecciones de 2000 que ganó Putin, pero ella rechazó presentarse. La primera vez que se quiso postular para gobernadora de San Petersburgo, Putin le pidió que se retirase y ella, obediente, lo hizo. A la sombra del putinismo alcanzó el poder sobre la segunda ciudad de Rusia en 2003.

En estos días busca masa crítica para su idea de felicicracia. «Hasta ahora, tengo un pequeño grupo que apoya esto. Eres bienvenido a unirte. Creo que llegará el momento en que crearemos un Ministerio de la Felicidad en Rusia». La guerra, para ella, no parece ser un obstáculo.