• Patio Global El momento #MeToo de las humoristas británicas

Los altares en memoria de los adolescentes caídos en plena calle y a la luz del día son una escena habitual en la periferia de Londres. Y especialmente en barrios como Croydon, que arrastra la mala fama del distrito con más menores muertos a punta de los temibles cuchillos zombies, popularizados por las películas apocalípticas y caracterizados por esas hojas aserradas que tienen un efecto fulminante.

La última víctima ha sido una chica de 15 años, Elianne Andam, al poco de bajarse de un autobús de dos pisos de la ruta 60, camino del colegio. En la parada le esperaba una amiga que acababa de romper una relación con un chico de 17 años. El supuesto novio apareció de pronto, con el rostro enmascarado, mostrando con una mano una bolsa que contenía algunas de las pertenencias de su ex. Elianne intentó mediar entre ellos, y en un momento dado agarró la bolsa con las cosas de su amiga y salió corriendo. El chico corrió tras ella y sacó de su mochila un cuchillo zombie de 30 centímetros de largo. Se lo clavó en el cuello y en el pecho, ante los ojos estupefactos de los viandantes a las 8:30 de la mañana del miércoles.

Elianne Andam, de 15 años.
Elianne Andam, de 15 años.AFP / Metropolitan Police Service

El agresor se dio a la fuga, mientras el conductor del autobús se apeó para asistir a la adolescente. Una ambulancia llegó a los pocos minutos, pero poco pudieron hacer los paramédicos por salvar su vida. El asesino fue detenido horas después a ocho kilómetros del lugar de autos, donde aparecieron ramos de flores en recuerdo de Elianne a las pocas horas.

Con ella, son ya 15 los adolescentes muertos en las calles de Londres en lo que va de año, dos por heridas de bala y 13 apuñalados. En la ciudad ha vuelto a desatarse la máxima inquietud por la epidemia de ataques con machetes o cuchillos zombies, tras la oleada de 30 muertos (cinco en Croydon) en 2021.

El premier Rishi Sunak expresó su «absoluto estupor» ante la muerte de Elianne, «una niña no mucho mayor que mis propias hijas que ha visto su vida cruelmente acabada de esa manera». Los cuchillos zombies figuran en la lista de armas prohibidas desde el 2016 en el Reino Unido. Su circulación entre las bandas callejeras fue sin embargo a más incluso durante la pandemia y tocó techo en 2021. Según las nuevas medidas introducidas hace apenas un mes por el Departamento de Interior, su posesión ilegal puede merecer condenas de hasta dos años de cárcel. Las medidas afectan también a la producción y a la venta, promocionada en algunos portales de internet hasta hace poco.

La muerte de Elianne se ha producido apenas un año después del apuñalamiento de Louis Johnson, de 16 años, junto a la estación de East Croydon, también con un cuchillo de hoja aserrada. El distrito del sur de Londres celebró una vigilia junto a los familiares de la adolescente, hija de un inmigrante de Ghana y de una enfermera, y con un hermano pequeño al que solía cuidar. «Nuestros corazones están rotos por la muerte sin sentido de nuestra hija», declararon los padres en un comunicado. «Elianne era la luz de nuestras vidas. Era brillante y divertida, con muchos amigos que la adoraban. Nos sentimos desmoronados».

El asesino de Elianne, cuya identidad no ha sido revelada, compareció por primera vez ante al juez horas después de que otro adolescente de 15 años fuera condenado a 14 meses de cárcel por apuñalar en julio a su profesor de Matemáticas, que resultó gravemente herido ante los ojos de sus propios alumnos. La Tewkesbury Academy de Gloucestehire fue cercada por la policía y los estudiantes estuvieron encerrados en su aulas durante varias horas tras el incidente ocurrido el pasado 10 de julio.