El nuevo presidente argentino, Javier Milei, ha sorprendido al tomar juramento a su gabinete de ministros sin la presencia de la prensa ni retransmisión televisiva, como siempre ha sido el caso. Entre los designados figura su hermana Karina, a la que Milei llama «el jefe». Karina Milei será secretaria general de la presidencia, un cargo clave para cualquier jefe de Estado. El hecho de que sean hermanos fue un problema para Milei, que debió derogar un decreto de Mauricio Macri, presidente entre 2015 y 2019, por el que se prohibía nombrar a parientes en cargos del Estado.

Al tomar el juramento a su hermana, Milei cometió un furcio y dijo «desempañar» en vez de «desempeñar». Emocionado y a punto de quebrarse, hizo una pausa antes de completar la fórmula ritual y abrazar calurosamente a su hermana. Por primera vez en 40 años de democracia argentina, un acto público de la relevancia que tiene la jura de todo un gobierno fue vetado al periodismo, que no estuvo presente en el Salón Blanco de la Casa Rosada, y a la ciudadanía en general, que no pudo verlo por televisión.

«El presidente dijo que la situación de la Argentina es crítica y no hay nada que festejar. La jura es un evento privado para que los ministros se puedan poner a trabajar», dijo a «Clarín» una fuente del gobierno. Tras la jura de ministros, Milei participó en la catedral metropolitana en una ceremonia interreligiosa, otra novedad dentro del esquema habitual de las juras de presidentes en Argentina. Entre los religiosos oficiantes estuvo el rabino Axel Wahnish, asesor espiritual de Milei, quien destacó la Fiesta de Janucá que transcurre en estos días.

«Es la fiesta de la luz, de justicia, libertad, una llama de bondad que tiene cada argentino, para prenderla e iluminar entre todos. Hoy, que la victoria no depende de la cantidad de soldados, sino de las fuerzas del cielo, que está en la fe que tiene cada uno», dijo Wahnish, al que la prensa argentina señala en forma coincidente como el hombre designado por Milei como nuevo embajador de Argentina en Israel.

«Clarín» aseguró también que Milei tiene previsto trasladar la embajada argentina desde su actual sede en Tel Aviv a Jerusalén, tal como hizo el estadounidense Donald Trump durante su mandato.

La primera jornada de Milei como presidente se cierra en la noche de este domingo en el Teatro Colón, uno de los grandes templos de la lírica a nivel mundial, con una función de gala a la que asistirán más de 2.000 invitados.