• Directo Guerra Ucrania-Rusia, última hora
  • Ucrania Del Holodomor al Kholodomor, de la muerte por hambre a la muerte por frío

Rusia lanzó el sábado por la mañana el ataque con aviones no tripulado más intenso contra Ucrania desde el inicio de su invasión en febrero de 2022, que se centró en la capital, según oficiales militares ucranianos.

«Kiev fue el principal objetivo», escribió Mykola Oleshchuk, comandante de la Fuerza Aérea ucraniana, en su canal de Telegram.

En total, las fuerzas rusas dispararon alrededor de 75 drones Shahed, de fabricación iraní, sobre el país, de los cuales 74 fueron destruidos por las defensas antiaéreas, de acuerdo con las Fuerzas Armadas ucranianas.

El incidente fue «el ataque aéreo más masivo con drones sobre Kiev», indicó Serhii Popko, jefe de la administración de la ciudad.

Yurii Ihnat, vocero de la fuerza aérea ucraniana confirmó más tarde que las defensas aéreas derribaron más de 66 objetivos sobre la capital y zonas próximas a lo largo de la mañana.

Al menos cinco civiles resultaron heridos durante la ofensiva, que provocó daños varios inmuebles, incluyendo un jardín de infantes. Entre los heridos había un niño de 11 años, explicó el alcalde de la capital, Vitali Klitschko.

En el distrito de Solomiansky de la ciudad, los escombros dejaron un cráter en un patio de una zona residencial y las ventanas de un edificio próximo quedaron reventadas. Los residentes, en su mayoría ancianos, recibieron atención médica en el lugar. Otros se refugiaron en una estación de metro próxima. Mientras limpiaban los escombros y los vidrios en el barrio, cerca podía oírse el zumbido de una nueva tanda de drones.

El asalto comenzó a las 04:00 de la madrugada y duró unas seis horas en varias oleadas. Causó apagones en 77 edificios residenciales y en 120 instituciones, añadió Popko. El Ministerio de Energía dijo que, a consecuencia del ataque, 17.000 personas estaban sin electricidad en la región de Kiev y agregó que cuatro líneas eléctricas sufrieron daños. El suministro se restableció a primera hora de la tarde.

«Nuestros soldados derribaron la mayoría de los drones. Desafortunadamente, no todos», escribió el presidente, Volodimir Zelenski, en Telegram. «Pero seguimos trabajando para reforzar nuestras defensas aéreas y derribar más».

El ataque coincidió con día en que se recuerda el Holodomor, la hambruna provocada por el hombre en la Ucrania soviética que mató a millones de ucranianos entre 1932 y 1933, que se conmemora el cuarto sábado del mes de noviembre.

Además de Kiev, la ofensiva rusa atacó también las provincias de Sumy, Dnipropetrovsk, Zaporiyia, Mykolaiv y Kirovohrad.

Por otra parte, los bombardeos mataron a una persona e hirieron a otras tres en la región meridional de Jersón, dijo su gobernador, Oleksandr Prokudin, el sábado. De acuerdo con el mandatario, la provincia había sido bombardeada en un centenar de ocasiones en las últimas 24 horas.