Actualizado
  • Directo Toda la última hora de la guerra en Ucrania

Rusia declaró hoy martes a la primera ministra estonia, Kaja Kallas, persona «buscada» por un caso penal no revelado. La base de datos de personas en busca y captura del Ministerio del Interior mostraba a Kallas, que lidera el gobierno de Estonia desde 2021, como «buscada en virtud del Código Penal», sin especificar los cargos. También fue declarado en busca y captura el secretario de Estado de Estonia, Taimar Peterkop, según informó Efe.

Kallas ha sido una de las voces más contundentes en su rechazo a la invasión rusa de Ucrania. Estonia es el país que ofrece un mayor porcentaje de su presupuesto en forma de apoyo a Kiev.

Para saber más

Fuentes citadas por la agencia rusa de noticias TASS han señalado que «se ha abierto un caso contra Kallas y Peterkop por la destrucción y daños a monumentos a soldados soviéticos» en Estonia. Las autoridades estonias iniciaron el desmantelamiento de diversos monumentos soviéticos en el país a raíz de la invasión de Ucrania.

Desde el inicio de la invasión a gran escala de 2022, la primera ministra Estonia se ha mostrado totalmente a favor de ayudar a los ucranianos y contra una negociación con Moscú. Para Kallas la cuestión crucial en la guerra es la cantidad suficiente de municiones.

Según la líder de Estonia, una de las trampas de esta guerra es que «la paz se puede negociar». «Si aceptamos la apropiación de tierras, se cubrirán las necesidades de Rusia. No es cierto que de repente todo sea pacífico». Así lo afirmó Kallas en una entrevista con el periódico austriaco Der Standard.

«Nosotros en Estonia tras el final de la Segunda Guerra Mundial es verdad que no tuvimos guerra, pero tampoco tuvimos paz porque hubo deportaciones y mucha represión», explicó la primera ministra de Estonia a este periódico en una entrevista en 2023. «Rusia quiere hacernos creer que Ucrania no puede ganar, para que dejemos de apoyarla», ha repetido en los últimos meses Kallas ante el atasco de la contraofensiva ucraniana.

El presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró recientemente que no tiene planes de invadir las repúblicas bálticas o Polonia, que son miembros de la OTAN. Una postura pública similar a la que mantuvo respecto a Ucrania hasta poco antes de atacarla.