• Guerra en Oriente Próximo Israel conocía los planes de ataque de Hamas desde hace más de un año, según The New York Times
  • Guerra Israel – Hamas Cómo las palabras de Sánchez dinamitaron los intentos de Albares por mantener las relaciones con Israel

Exactamente una semana después de la entrada en vigor del alto el fuego, Israel y Hamas han reanudado su guerra más intensa y letal desde que el grupo integrista tomara el control de la Franja de Gaza en 2007. Paralelamente a los ataques aéreos israelíes y los proyectiles palestinos, la mediación egipcia y qatarí intenta lograr un acuerdo para prorrogar la calma aunque sea de al menos una jornada más.

Una hora antes de que terminara la tregua que había sido ampliada varias veces desde el pasado viernes, las milicias dispararon varios proyectiles contra el sur de Israel. Uno de ellos fue interceptado. «Hamas ha violado la pausa operacional y además ha disparado contra el territorio israelí», señaló el Ejército poco después de las 6:00 (hora española). Posteriormente y por primera vez en una semana afirmó que su Fuerza Aérea «está atacando objetivos terroristas en la Franja de Gaza». Varias agencias de noticias en Gaza informaron de varias explosiones y ataques tanto aéreos como de artillería. Al mismo tiempo, se retomaron algunos combates en el norte de Gaza mientras se volvían activar las sirenas ante el disparo de proyectiles en varias localidades limítrofes con el enclave palestino.

Fuentes de Hamas confirmaron que se había acabado el alto el fuego mantenido en la última semana en la que liberó decenas de niños y mujeres secuestrados en su ataque del pasado 7 de octubre en el sur de Israel. El jueves, el grupo de Yahia Sinwar (Gaza) e Ismail Haniya (Doha) liberó a diez israelíes (nueve mujeres, entre ellas una adolescente beduina, y un joven) mientras 30 presos palestinos (23 mujeres y 7 menores) eran puestos en libertad de las cárceles israelíes en el marco del acuerdo. La calma ha permitido también un aumento de la ayuda humanitaria (alimentos, agua, medicamentos y combustible) a la Franja de Gaza.

Egipto y Qatar siguen sus gestiones para restaurar la frágil calma que esta madrugada, como en las anteriores, dependía de la presentación de una nueva lista de Hamas con israelíes para liberar. Unos nombres que no llegaron a la Kirya (sede del ministerio de Defensa y Ejército) en Tel Aviv. Se calcula que más de 130 personas siguen en cautiverio en la Franja de Gaza.