• Medio Ambiente Duras críticas contra Sunak por su «marcha atrás» en la acción ante el cambio climático
  • Reino Unido Sunak da la primera «marcha atrás» del Brexit y regresa al programa Horizon de la UE

El premier Rishi Sunak ha admitido «la ira y el agotamiento» de los británicos hacia los políticos y ha criticado a sus predecesores por «prometer cosas y no cambiar nada». El líder conservador disparó sin embargo contra su propio pie al anunciar la suspensión del tren de alta velocidad hasta Manchester, acusado por su propios correligionarios de «cancelar el futuro» y en medio de la guerra reabierta entre los tories.

La esposa de Sunak, Akshata Murthy, ejerció de presentadora sorpresa en un último intento de acercar personalmente al premier a los británicos. «Rishi está trabajando duro para hacer lo que debe por este país a largo plazo, con integridad y honestidad», dijo Murthy. «La aspiración está en su ADN y seguirá luchando con energía y pasión por el futuro de este país».

Para saber más

En un discurso cauteloso y ambivalente, en contraste con la arenga populista y «huracanada» de su secretaria de Interior Suella Braverman, Sunak se estrenó como líder en la conferencia nacional del Partido Conservador en plena cuenta atrás para las elecciones del 2024 y entre signos evidentes de su fiasco a la hora de unificar a los tories y frenar la caída en picado en las encuestas.

El Partido Laborista aventaja al Partido Conservador por 21 puntos (45% a 24%) en el último sondeo de YouGov. El 64% de los británicos tiene a estas alturas una opinión «desfavorable» del «premier», frente al 25% que aprueba su gestión al cabo de un años de su llegada Downing Street.

Tras cinco primeros ministros en los últimos siete años, desde la victoria del Brexit en el referéndum, los votantes dan a los tories las calificaciones más bajas de las tres últimas décadas: 12% en «competencia», 8% en «confianza» y 5% en «contacto con la realidad de los británicos».

«Hay una sensación innegable de que la política no funciona como debería», reconoció Sunak en su discurso de cierre de la conferencia de Manchester. «Y la gente tiene razón: hemos tenido 30 años con un sistema político basado en los incentivos y en las decisiones fáciles, treinta años de intereses creados para evitar el cambio».

Sunak extendió sus críticas al líder de la oposición y rival en las elecciones del 2024 Keir Starmer. «El Partido Laborista dice y hace lo mínimo posible para que nadie lo note», declaró el líder conservador. «Quieren a toda costa los votos para seguir haciendo la misma política. Están apostando por la apatía de la gente para conseguir el poder».

El líder conservador lanzó sin embargo un jarro de agua fría sobre la audiencia con el anuncio de la suspensión del tren de alta velocidad HS2 a Manchester, alegando los altos costes (estimados en más de 115.00 millones de euros). La noticia, que empañó de principio a fin la conferencia de los tories, provocó una oleada de críticas y amenazas de dimisión entre representantes del Partido Conservador en el noroeste de Inglaterra.

Sunak prometió reinvertir el dinero ahorrado en proyectos locales de transporte e intentó mitigar el impacto del anuncio, realizado precisamente en Manchester. El premier intentó explicar su «visión a largo plazo» del Reino Unido, entre las fisuras crecientes en su propio partido que amenazan con dinamitar desde dentro su campaña para las próximas elecciones.