• Elecciones El presidente electo de Guatemala denuncia dos intentos de asesinato
  • América Rafael Curruchiche: el fiscal implacable en Guatemala que conduce al ‘exilio’ o a la cárcel a jueces, fiscales y periodistas

Guatemala vive una montaña rusa política. El mismo día en el que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ratificó la victoria de Bernardo Arévalo de León en las elecciones del 20 de agosto, el director del Registro de Ciudadanos de este Tribunal resolvió suspender provisionalmente la personalidad jurídica del Movimiento Semilla. Esta decisión la tomó después de que el juez del Juzgado Séptimo, Fredy Orellana, lo ordenara el 12 de julio, tras pedirlo la Fiscalía Especial Contra la Impunidad en base a una investigación que acusa a Semilla de haberse constituido en 2018 falsificando la firma de más de 300 afiliados e incorporando la rúbrica de 18 personas ya fallecidas.

En esa ocasión, coincidiendo con la oficialización de los resultados de la primera vuelta, el director del Registro de Ciudadanos, Ramiro Muñoz, se negó a cumplir la orden del juez alegando que iba en contra del artículo 92 de la Ley Electoral y de Partidos Políticos, de rango constitucional, que establece que «no podrá suspenderse un partido después de la convocatoria a una elección y hasta que ésta se haya celebrado». Asimismo, la Corte de Constitucionalidad otorgó al día siguiente un amparo provisional a Semilla que frenó la orden del juez, lo que permitió a Bernardo Arévalo postularse a la segunda vuelta, que ganó tras obtener 2,4 millones de votos, frente a 1,5 millones de su rival, Sandra Torres. La Corte Suprema de Justicia también otorgó el 18 de agosto amparo en definitiva y ordenó al TSE realizar las acciones necesarias para «garantizar la pureza del proceso electoral».

A pocos minutos de que el TSE oficializara este lunes los resultados de los comicios del 20 de agosto, el director del Registro de Ciudadanos resolvió la suspensión de la personalidad jurídica de Semilla dejando a este partido en un limbo a pocos meses de que Bernardo Arévalo tome posesión de su cargo de presidente el 14 de enero de 2024. Justificó su decisión de atender a la orden judicial porque «ya se celebró la segunda vuelta y se establecieron los escrutinios correspondientes».

El socialdemócrata compareció de manera urgente para anunciar que este martes presentará un recurso de nulidad ante el TSE en contra de Muñoz, al considerar que su resolución es «nula de pleno derecho» y, por tanto, augura que «va a caer sola», teniendo en cuenta que el proceso electoral concluye oficialmente el 31 de octubre y, hasta entonces, no se podría suspender la personalidad jurídica de Semilla. Asimismo, avanzó que también planteará un amparo ante la Sala Segunda Penal en contra de las acciones «ilegales» del juez Orellana y del jefe de la FECI, Rafael Curruchiche, ambos incluidos en la Lista Engel de EEUU de actores corruptos y antidemocráticos. Concretamente, reprueba la «persecución política» encabezada por el juez y el fiscal y recuerda que la cancelación de un partido únicamente «puede ordenarse por las causas establecidas en la Ley Electoral y solo el TSE tiene competencia constitucional para hacerlo».

Además, defendió que los resultados confirman la decisión «contundente y soberana» del pueblo de Guatemala, por lo que, a partir de este momento, «nada puede impedir ilegalmente que tomemos posesión el 14 de enero, tal como está establecido en la Constitución. En este sentido, remarcó que Semilla «no claudicará en la exigencia al respeto de la voluntad popular expresada libremente en las urnas el 25 de junio y el 20 de agosto y el respeto al estado de derecho y al régimen democrático» que, según censuró, «están siendo amenazados por quienes se niegan a aceptar el cambio que Guatemala exige».

SANDRA TORRES NO RECONOCE LOS RESULTADOS

Arévalo de León recalcó que ya es «irrebatible» que él va a ser el próximo presidente de Guatemala, tras haberlo ratificado el TSE, por lo que espera que, en las próximas horas, el actual mandatario, Alejandro Giammattei, se ponga en contacto con él para concretar el cronograma de transición. Por otro lado, consideró que el partido de Sandra Torres, la Unidad Nacional de la Esperanza, «necesita cambiar sus asesores jurídicos», después de que esta formación haya tachado de «ilegal e ilegítima» la «precipitada oficialización» de los resultados electorales, teniendo en cuenta la «lluvia de anomalías» y el «fraude» que hubo en los comicios.

La formación liderada por Torres sostuvo que la suspensión de la personalidad jurídica de Semilla «impide a todos sus candidatos ser adjudicatarios de derechos políticos por ser nulos de pleno derecho», lo que afectaría tanto a Bernardo Arévalo, como a los 23 diputados que este partido consiguió en el Congreso. Mientras, la presidenta del TSE, Irma Palencia, recordó que «aceptar y respetar los resultados es un síntoma de la salud de nuestra democracia» y, en este sentido, destacó que «los ciudadanos lo definieron en las urnas y hoy lo estamos oficializando como una garantía de esa voz expresada por todos».

Por su parte, la Organización de Estados Americanos (OEA) rechazó la suspensión jurídica de Semilla porque se ha hecho «sin fundamento alguno, ni motivo debidamente demostrado y con una interpretación abusiva de la ley», lo que, según denunció, «vulnera las normas internacionales que garantizan la protección de elegidos y electores». Mientras sigue la judicialización de las elecciones, en los próximos días están previstas nuevas manifestaciones frente a la Fiscalía para protestar contra lo que tachan ya de «golpe de Estado» para evitar la llegada de Bernardo Arévalo al poder.