Actualizado
  • Directo Última hora de la guerra en Ucrania

Ucrania apuesta claramente por intensificar la guerra de drones contra la retaguardia de Rusia como recurso para contrarrestar la iniciativa de las tropas rusas en el frente oriental ucraniano, donde el Ejército de Moscú ha logrado avances marginales en los últimos días.

Este sábado los sistemas antiaéreos rusos derribaron un dron de ala fija ucraniano junto a la localidad de Klintsi en la región de Briansk, fronteriza con Ucrania, sin que se produjeran heridos ni daños de consideración, según las autoridades locales.

Se trata del segundo ataque ucraniano en menos de veinticuatro horas contra esa localidad, donde ayer un dron provocó un incendio en un depósito de combustible, que se propagó a seis tanques de gasolina con un volumen total de 6.000 metros cúbicos en una superficie de 1.000 metros cuadrados.

Atacan la retaguardia profunda de Rusia

Pero los drones ponen a prueba los sistemas de defensa antiaérea ruso no solo en el frente de batalla o en las regiones fronterizas, sino también en la retaguardia profunda de Rusia, a varios cientos de kilómetros de la frontera con Ucrania.

El jueves pasado, el Ministerio de Defensa de Rusia informó del derribo de sendos drones ucranianos en las afueras de Moscú y San Petersburgo, a unos 500 y 800 kilómetros, respectivamente, del punto más próximo del territorio de Ucrania.

El portavoz de la Fuerza Aérea de Ucrania, Yuri Ignat, afirmó hoy que Rusia ha concentrado sus sistemas de defensa antiaérea en el frente y en la península de Crimea, pero el territorio ruso no está tan bien defendido de ataques aéreos.

«Que los drones producidos en Ucrania lleguen hasta Moscú y a San Petersburgo (…) es muy buen síntoma», dijo Ignat en una entrevista publicada en el digital ucraniano Focus.ua, en la que añadió que ahora los rusos «sienten cada vez más el amargo sabor de la guerra».

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, anunció que este año el país incorporará a su arsenal un millón de drones, tanto de producción propia como suministrados por los países que respaldan a Kiev.

Rusia prepara refugios antiaéreos

El creciente alcance de los aparatos aéreos no tripulados con que cuenta Ucrania inquieta a las autoridades rusas, a juzgar por la propuesta del Ministerio de Emergencia de Rusia de acondicionar refugios para los ciudadanos en lugares próximos a sus domicilios.

Según informó hoy la agencia oficial rusa TASS, el ministerio elaboró un proyecto de resolución gubernamental que modifica el reglamento para la creación de refugios y otras instalaciones de defensa civil.

El documento señala que hoy en día el medio de defensa de los ciudadanos más eficaz son los espacios subterráneos que se encuentra en las proximidades de sus domicilios.

«Para ello basta dotar esos espacios de servicios vitales mínimos (agua, alcantarillado, luz, ventilación y calefacción)», señaló la oficina de prensa de Emergencia.

No pierden intensidad

Mientras, en el frente oriental, en la línea Kúpiansk-Limán, las tropas rusas continúan sus ataques pese a la pérdida de tanques y blindados gracias a su «gran reserva de recursos», pero sin conseguir avances, declaró el portavoz del mando de las Fuerzas Terrestres de Ucrania, teniente coronel Volodímir Fityo.

Según el mando militar ucraniano, las tropas rusas han desplazado el centro de gravedad de sus ataques en dirección a la ciudad de Limán.

«Por lo visto, consideran que allí podrán hallar puntos débiles en nuestra defensa. Pero nuestra artillería, zapadores, soldados de infantería y operadores de drones demuestran que se equivocan», dijo hoy en el telemaratón informativo ucraniano el jefe de prensa de la Brigada Mecanizada Nº21 del Ejército de Ucrania, Serguí Dibrov.