• Colombia Petro despide a su jefe de Gabinete y al embajador en Caracas para frenar un escándalo

“Disculpa, pero ¿qué te he hecho?, me fui a Venezuela, me sacaron de aquí, me dieron 15 millones de bar (euros), te llevé a ti, le llevé todo a la hija de puta de Brisa, teníamos cien reuniones… El jefe de gabinete me recibe en tres horas como un burro. No», reclama el exembajador de Colombia desde Caracas, Armando Benedettien una de las varias entrevistas que tuvo con Laura Sarabia, publicada por la revista Semana.

El exjefe de campaña Gustavo Petro, uno de los más cercanos seguidores del mandatario, reveló graves revelaciones en varias llamadas del exjefe de Gabinete y mujer poderosa en el Palacio de Nariño hasta su destitución el pasado viernes. Un hombre de carácter explosivo, que suele maldecir sus palabras cuando se enoja, se considera ignorado y que en lugar de darle una cartera en el gobierno, Petro lo nombra embajador del régimen chavista. Cómo estuvo el El principal hito de la última campaña presidencial Y fue una persona de la máxima confianza de Pietro, quien amenaza a Sarabia con contar lo que sabe sobre el trato que a su juicio es desconsiderado y no acorde con su aporte a la victoria del primer presidente socialista en la historia de Colombia.

Benedetti era un camaleón político. Pasó de portero del Llorebista en 2008 a la orilla contraria: un sólido defensa del Santos y sus compañeros. el proceso de paz en la década siguiente. Luego se une a Pietro, para disgusto de la izquierda más radical, ya que es un político sin una ideología clara y tiene investigaciones por corrupción en su etapa en Santista.

La mención de Presa en los fonemas podría estar relacionada con Indra. Cabe recordar que la recolección de datos electorales en Colombia la realiza la Registraduría Nacional. Y antes de las últimas elecciones legislativas de marzo de 2022, las elecciones fueron en la dirección de la mencionada entidad Alejandro Vega Fue muy controvertido porque se consideró que podía ayudar al Pacto histórico y, posteriormente, al Pacto del Petro por los lazos que los unían. También se cuestionó un contrato con la empresa española Indra y la Fiscalía abrió una investigación preliminar en mayo del año pasado sobre presuntas irregularidades y vínculos de Vega con la citada empresa. Según fuentes de la oposición consultadas por EL MUNDO, las pesquisas debieron quedar en el cajón porque nunca avanzaron y la espuma del escándalo amainó en ese momento.

Además de todo lo conversado con Sarabia, Armando Benedetti le dio una entrevista a Vicky Dávila, quien apareció ayer en el sitio web de la revista «Semana» que ella dirige. Entre sus revelaciones, admitió haber consumido cocaína e insinuó que el presidente también lo hace. Lo cuenta en línea con todo tipo de rumores que circulan desde hace tiempo. La repentina ausencia del jefe de Estado, que no son despejados por su equipo, que pueden durar un día entero. Se enfrentó al mando militar, a 700 alcaldes, venidos de los puntos más recónditos de Colombia, a una asamblea que él mismo convocó, a la Corte Suprema de Justicia, etc. Petro desaparece, y el palacio pone excusas que luego resultan ser falsas, y nadie sabe a ciencia cierta qué pasó. Sólo las personas de su círculo íntimo, al que pertenecen Benedetti y Sarabia, conocen la verdad.

El presidente Petro publicó varios mensajes en Twitter sobre el caso de Benedetti como si se tratara de diferencias personales.