Actualizado
  • Ecuador 854 detenidos y siete muertos en cuatro días de guerra contra el narco
  • Inseguridad El Gobierno de Ecuador afirma que con Noboa la media diaria de muertes violentas baja de 28 a seis

El gobierno de Daniel Noboa se ha apuntado uno de los mayores triunfos en su cruzada contra el narcotráfico con la destrucción de 21,5 toneladas de cocaína, decomisadas durante un operativo en el cantón Vinces, cercano a Guayaquil. Las Fuerzas Armadas se encontraron con una sorpresa que no esperaban: 733 bultos de droga «encaletados» (escondidos) en un almacén, junto a un arsenal de armas y municiones.

Lo que parecía una pequeña granja en Estero Lagarto, cerdos incluidos, resultó ser un sorprendente punto de almacenamiento, cuya desarticulación «representa un fuerte debilitamiento a la capacidad operativa, logística y financiera del narcotráfico a nivel mundial», constataron las Fuerzas Armadas. El valor de la droga incautada era de mil millones de dólares.

Todo indica que desde el almacén clandestino la droga sería conducida hasta los puertos de Guayaquil, para ser introducida en los barcos que salen con destino a EEUU o Europa. El descubrimiento del alijo se produce además con la presencia de la delegación de funcionarios de Washington en el país, los cuales han prometido reforzar la cooperación ya vigente, además de hacer entrega de motores fuera borda, camiones y otros materiales, valorados en 2,5 millones de dólares.

El Ministerio de Interior informó al país que la cocaína fue destruida durante el jueves a un ritmo de menos de dos toneladas por hora con la técnica del encapsulamiento, mediante el cual se pulveriza el clorhidrato de cocaína para mezclarlo con cemento, arena, vidrio y productos químicos. Esta técnica se aplica en el país andino desde 2022 gracias a la ayuda de EEUU y es más rápido y menos dañino para el medio ambiente que la incineración.

Desde que el gobierno decretase el 9 de este mes el «conflicto armado interno» y declarase como terroristas a las 22 bandas locales que conforman el crimen organizado, el Bloque de seguridad, compuesto por militares y policías, ha decomisado casi 36 toneladas de cocaína en las 44.000 operaciones realizadas, además de 1.267 armas y 5.243 explosivos. En total, son 3.611 los detenidos, entre los que se encuentran 237 presuntos terroristas.

Hasta ahora, el país respalda en su mayoría la firmeza del gobierno y el despliegue de los militares. Según el sondeo realizado por Comunicaliza, la aceptación del presidente Daniel Noboa, quien se encuentra de viaje oficial en España, es del 80%. La valoración negativa es del 10%.

El golpe contra los narcos es de tal envergadura que este alijo de coca supone más del doble de lo decomisado en el mayor cargamento encontrado en España, las 9,5 toneladas intervenidas durante la Operación Nano en un buque en el puerto de Algeciras el año pasado. La droga, de origen colombiano, viajó precisamente desde Ecuador en varios contenedores de plátanos.