Actualizado
  • Directo Guerra Ucrania – Rusia, última hora

El único precandidato a la elección presidencial rusa de marzo que se opone al conflicto en Ucrania, Boris Nadezhdin, ha dicho este miércoles a la agencia AFP que esperaba que estos comicios marcasen «el inicio del fin» de la era de Vladimir Putin.

«Aunque el 17 de marzo no sea el fin de la era Putin, espero que marque por lo menos el inicio del fin», ha afirmado Nadezhdin en una entrevista en su domicilio cerca de Moscú. Cerca de 120.000 rusos firmaron una petición, necesaria, para que su candidatura sea registrada de cara a los comicios, que se celebrarán del 15 al 17 de marzo.

«Sé que será difícil batir a Putin», en el poder desde el año 2000, reconoce. «El poder está de su lado y un número importante de gente, que nunca ha visto a nadie más que a Putin en la tele, está de su lado», afirma este hombre, de 60 años, concejal en la ciudad de Dolgoprudny, a 20 kilómetros de Moscú.

Nadezhdin asegura ser «el único candidato aún en liza que critica sistemáticamente la política del presidente Putin y que es favorable al fin de la operación militar especial», eufemismo para mencionar la ofensiva en Ucrania, pues los términos «guerra» e «invasión» pueden acarrear penas de prisión.

El político tiene de plazo hasta el 31 de enero para entregar, al menos, 100.000 firmas de apoyo a su candidatura a la Comisión Electoral, aunque esta puede rechazarla si considera que las listas de apoyo son erróneas o fueron falsificadas.

Según dice, si fuera elegido presidente pondría fin al conflicto, negociaría una solución con Kiev y con los países occidentales, terminaría con la «militarización» de Rusia y liberaría a «todos los presos políticos».

El pasado lunes, cientos de moscovitas se congregaban para apoyar a este ex diputado liberal que busca ser el candidato de la «paz» frente a Vladimir Putin. Nadezhdin, que trabajó en la oposición liberal, pero también en movimientos más cercanos al Kremlin, expresa su oposición a la ofensiva rusa en Ucrania. «La primera cosa que haré: llamo a la paz y pongo fin a la movilización», dijo el domingo, durante un debate con la periodista rusa Yulia Latynina en YouTube.

En los últimos meses, Nadezhdin había dicho que el país debía «elegir un nuevo presidente» y que Putin había cometido un «error fatal» con su intervención en Ucrania en febrero de 2022. Sus opiniones sobre la ofensiva son una excepción en Rusia, donde la mayoría de los opositores han tenido que huir del país o han sido encarcelados, al igual que otros miles de personas anónimas. También difieren de las de otros candidatos. Todos han expresado su apoyo a la ofensiva y al actual dirigente, en el poder desde hace casi 25 años.

Ivan Semionov, un estudiante de biotecnología de 19 años, respalda a Nadezhdin porque le emocionaron las imágenes «difundidas durante el fin de semana en las redes sociales, que mostraban a tantas personas acudiendo a apoyarle».

«Para un gran número de personas, implica la posibilidad de expresar su desacuerdo con lo que está pasando, sin temor a ser detenidos», explicó.

Natalia Avdeyeva, de 53 años, se mostró «gratamente sorprendida» por tal afluencia. «Aquí somos todos solidarios para apoyar un candidato que se opone a la operación especial», contó esta enfermera, originaria de Oms, en Siberia occidental.

Nadezhdin fue diputado en la Duma, la cámara baja del Parlamento, a inicios de los 2000. El político fue cercano al opositor Boris Nemtsov, asesinado en 2015. En los últimos años, se acercó a formaciones políticas más próximas al Kremlin, sin seguir totalmente su línea. Las elecciones presidenciales se celebrarán en marzo y se espera que Putin sea reelegido.