Actualizado
  • Directo Última hora de la guerra de Ucrania
  • Guerra Ucrania derriba un avión militar ruso que según Moscú llevaba 65 prisioneros

El presidente ruso, Vladímir Putin, acusó este viernes a Ucrania de abatir el pasado miércoles el avión de transporte militar ruso Il-76 en el que asegura que viajaban 65 prisioneros de guerra ucranianos, pero afirmó desconocer si se trató de un ataque intencionado o un error de los militares ucranianos.

«Yo no sé si lo hicieron a propósito o por error, por no pensar bien las cosas. Pero es evidente que lo hicieron», afirmó durante una reunión en San Petersburgo con estudiantes rusos que participan en la campaña militar rusa en Ucrania.

El mandatario señaló que el Ejército ruso no efectuó el vuelo sin motivos y que «la dirección principal de inteligencia del Ejército ucraniano sabía que llevábamos a los militares, 65 de los 190 previstos». «Y sabiendo eso abatieron ese avión», recalcó.

Añadió que antes del siniestro «fue detectado el lanzamiento de dos misiles desde un territorio controlado por el régimen de Kiev».

«La nave aérea fue abatida dos o tres minutos después. Era prácticamente imposible reaccionar», explicó.

Además, descartó que se tratase de «fuego amigo», ya que el avión fue derribado por misiles y no por artillería antiaérea, según se pudo observar en función de los daños ocasionados.

Putin afirmó que los resultados de la investigación de Rusia se publicarán en dos o tres días, pero los resultados preliminares sugieren que los misiles que derribaron el avión eran estadounidenses o franceses.

«Nuestros sistemas de misiles antiaéreos no pueden abatir un avión nuestro por definición. Tienen un sistema ‘amigo-enemigo’ y no importa cuántas veces apriete el botón el operador, nuestros sistemas de misiles antiaéreos no funcionarían», argumentó.

Señaló que el Comité de Instrucción ruso continúa sus investigaciones al respecto y señaló que le pedirá que «haga público, difunda al máximo todas las circunstancias de este crimen. Para que la gente en Ucrania sepa qué fue lo que pasó en realidad».

«En cualquier caso, lo sucedido es un crimen. Ya sea ‘por descuido’ o deliberadamente, pero en cualquier caso es un crimen», aseguró, al señalar que el ejército ucraniano «comete todos los días crímenes, incluso contra civiles», dijo.

Tras el siniestro del Il-76, Rusia acusó inmediatamente a Ucrania de su derribo y afirmó que las autoridades ucranianas estaban al tanto de quiénes viajaban en el avión.

Ucrania, que ha confirmado que se preparaba un canje, sostiene que el avión transportaba armas y no prisioneros de guerra.

Kiev pide ayuda a Cruz Roja

El defensor del Pueblo ucraniano, Dmitró Lubinets, cursó este viernes una petición oficial a la Cruz Roja para saber si fue informada por el Gobierno ruso de que prisioneros ucranianos iban a ser transportados en el avión militar abatido.

«Quiero recibir una respuesta oficial del Comité Internacional de la Cruz Roja sobre si la Federación Rusa informó de que transportaría a prisioneros de guerra ucranianos de esa u otra forma», declaró hoy Lubinets al servicio en ucraniano de Radio Libertad.

El defensor del Pueblo de Kiev señaló que las partes implicadas en los intercambios de prisioneros están obligadas legalmente a comunicar a la Cruz Roja cómo son trasladados al lugar del canje. Lubinets también insistió este viernes en que Rusia no ha comunicado de forma oficial ningún nombre de los 65 prisioneros de guerra ucranianos que habrían muerto en el siniestro.

Según la inteligencia ucraniana, Rusia no ha facilitado por el momento ninguna información sobre las supuestas víctimas ucranianas del incidente