Actualizado
  • Directo Toda la última hora de la guerra en Ucrania
  • Ucrania La ex modelo rusa que rescata a niños ucranianos en lancha por el río Dnipro

Un dron ucraniano ha atacado esta madrugada objetivos en la región rusa de Briansk y ha provocado un incendio en un depósito de petróleo del grupo estatal Rosneft. Una acción reivindicada a media mañana por la inteligencia militar de Ucrania que ha provocado un incendio clasificado como «al más alto nivel de complejidad» y ha movilizado 13 camiones de bomberos y un tren especializadocargado con 120 toneladas de agua y cinco toneladas de espuma ignífuga.

Un día antes fuerzas ucranianas habrían apuntado a una terminal petrolera rusa del Mar Báltico con un avión no tripulado, en lo que parecía ser un raro intento de atacar una instalación en San Petersburgo. Rusia negó que las fuerzas ucranianas alcanzara sus objetivos.

Estos ataques los ha encuadrado una fuente militar ucraniana en «una nueva etapa de trabajo en esta región» cuando el próximo 24 de febrero se cumplen dos años de la invasión rusa de Ucrania.

«Terroristas ucranianos intentaron atacar infraestructuras en el territorio de la ciudad de Klintsy utilizando un dron», dijo en Telegram el gobernador de la región de Briansk, Alexander Bogomaz.

«Según datos preliminares, no hay víctimas», añadió.

Según él, el dron fue «neutralizado» por la defensa antiaérea rusa, pero al ser interceptado «lanzó una munición» contra un depósito de petróleo en Klintsy, una localidad de unos 60.000 habitantes situada a 70 kilómetros de la frontera ucraniana. Treinta y dos personas tuvieron que ser evacuadas.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso informó de un ataque con drones en la región de Briansk, sin precisar el lugar exacto, pero aseguró haber «destruido» el artefacto y «frustrado» el intento ucraniano.

Según la agencia oficial rusa TASS, el incendio afecta seis tanques de gasolina con un volumen total de 6.000 metros cúbicos en una superficie 1.000 metros cuadrados.

Imágenes no verificadas publicadas en las redes sociales mostraban un incendio en la oscuridad junto a lo que parecían tanques de almacenamiento, informa Reuters.

Un vídeo difundido por el gobernador Bogomaz, mostraba enormes llamas y volutas de humo negro saliendo de los tanques del grupo petrolero estatal Rosneft. Según esta fuente, el incendio ha sido clasificado «al más alto nivel de complejidad».

Una fuente de la inteligencia militar ucraniana declaró a Afp que este servicio, responsable de múltiples operaciones en Rusia, había lanzado un dron contra el depósito, en un momento en que Kiev intensifica desde hace varias semanas los ataques en territorio ruso.

La fuente añadió que también se habían lanzado drones contra una fábrica de pólvora en Tambov, a casi 500 km de la frontera, pero no pudo precisar si se habían producido daños.

Tren especializado en extinción de incendios

Los Ferrocarriles Rusos locales anunciaron que un tren especializado en la extinción de incendios había llegado a Klintsy para ayudar a detener el fuego en curso en un depósito de petróleo en la región de Briansk, fronteriza con Ucrania, tras un ataque ucraniano con drones.

«El incendio no afecta al tráfico de trenes en la estación de Klintsy», añadieron en Telegram.

También 13 camiones de bomberos participan actualmente en la extinción de las llamas, según el gobernador regional, Alexander Bogomaz.

Casi dos años después del inicio de su invasión de Ucrania, la Rusia de Vladimir Putin se esfuerza por presentar la guerra como algo que no tiene ningún efecto en la vida cotidiana de los rusos.

Pero desde este invierno, en respuesta a los bombardeos a gran escala sobre su territorio y en vísperas de las elecciones presidenciales rusas de marzo, Ucrania ha incrementado el número de ataques con drones y misiles sobre territorio ruso, forzando incluso la evacuación de la importante ciudad de Belgorod.

También ha reivindicado varios atentados de sabotaje a gran distancia del frente, sobre todo en Siberia.