Actualizado

El diputado italiano Emanuele Pozzolo, del gobernante partido ultraderechista Hermanos de Italia (HdI) y que es investigado por un disparo de su pistola que hirió a un hombre en una fiesta de Fin de Año, dio positivo a la prueba de los residuos, según informaron medios italianos.

Medios como el diario La Repubblica y Corriere della Sera publicaron hoy que el test que se utiliza para encontrar cualquier residuo dejado por un disparo en el cuerpo y la ropa de una persona y que le fue realizada por los Carabineros tras los hechos dio positivo.

Para saber más

Giorgia Meloni suspendió poco después al diputado tras conocerse los hechos y la investigación por lesiones negligentes agravadas, comportamiento peligroso y omisión de arma.

Pozzolo fue sometido a la prueba el pasado 1 de enero, pocas horas después del disparo, cuando acudió al cuartel de los Carabineros de Biella (norte) para entregar la ropa que vestía esa noche en la que fue herido uno de los asistentes a la fiesta, entre los que también se encontraban el subsecretario del Ministerio de Justicia Andrea Delmastro, y su hermana y alcaldesa del pueblo, Francesca Delmastro.

Desde el día siguiente del incidente Pozzolo ha negado haber disparado y alegado que el arma se le cayó del bolsillo y fue recogida por otra persona que luego disparó.

Según una primera reconstrucción, el disparo de una pequeña pistola que posee Pozzolo legalmente, una North American Arms LR22, hirió en la pierna al yerno de un miembro de la escolta de Delmastro.

El herido, de 31 años, fue trasladado en ambulancia al hospital más cercano y, tras ser curado, recibió el alta.

Delmastro, uno de los miembros más controvertidos del gabinete de Meloni e involucrado en un polémico caso de supuesta revelación de secretos, ha explicado que Pozzolo no fue invitado inicialmente sino que se unió pasada la medianoche para un simple saludo.