La creciente violencia criminal en Chile está controlando al gobierno del Presidente Gabriel Borek, Lo que influyó en su reacción tras el asesinato de un policía: el jefe de Estado de turno se arrodilló en memoria del uniformado, abrazó a su esposa y lloró con ella largo rato. A metros de los expresidentes Sebastián Piñera, Michelle Bachelet y Ricardo Lagos Mira la escena.

«¡Me mataron, me mataron!», jadeó la esposa del cabo. Daniel Palma Yáñez, quien murió en la madrugada del jueves luego de recibir dos disparos mientras estaba en el control de tránsito. Es el tercer miembro de Carabineros, una fuerza de policía militar comparable a la Guardia Civil de España, asesinado en el último mes.

El hecho aceleró la aprobación de la Ley de Seguridad, conocida como la Naín-Retamal, Y un paquete de financiamiento de $1.500 millones para abordar un problema parece estar entre las primeras preocupaciones de los chilenos. Sin embargo, la ley está resquebrajando a la coalición de gobierno, que es la más de izquierda desde el gobierno de Salvador Allende en la década de 1970.

Criticó: «Cuando la policía controla las manifestaciones populares, los veo tapados con cascos y chalecos antibalas, y cuando persiguen a los narcotraficantes que son más peligrosos, no». Sergio Jado, Líder del Partido Comunista (PC), parte de la coalición pero a menudo en confrontación con Borik, quien perdió las elecciones internas para postularse a la presidencia.

“Les pido que sean responsables, que no le den la espalda al presidente de Chile”, criticó. Juan Luis Castro, Senador por el Partido Socialista, también parte de la coalición gobernante de Izquierda. Los comentarios de Jadu provocaron indignación en el gobierno.

Félix González, “Esta ley viola los derechos humanos, y le da a la policía la potestad de disparar primero y preguntar después”, dijo el diputado de la Confederación Regional Verde y Social (FRVS).

Pero Burek no tiene intención de negociar. Duro crítico de la actuación de Carabineros hace unos años cuando era diputado, el actual presidente se apresuró a aprobar la ley para evitar su recurso ante la Corte Constitucional y retrasar su entrada en vigor. Burek se da cuenta de que La seguridad es la clave Y reducir su base de apoyo electoral.

“Enfrentamos la delincuencia como Estado y como sociedad organizada. En esto no hay derechos, no hay derechos. Estamos unidos en esta cruzada y como gobierno de Chile seguiremos hablando con los hechos. No dejaremos que nuestra policía o nuestros ciudadanos siguen siendo objeto del delito”, escribió el mandatario en la red social Twitter.

Camila Vallejo, El ministro, portavoz del Gobierno y miembro del Partido Comunista, a pesar de su distanciamiento con Jado, llamó a la responsabilidad a los miembros de la coalición de gobierno y de la oposición: «Un llamado al orden, a la racionalidad, un llamado a la unión, al sentido de la responsabilidad y no a eso». Por el aprovechamiento político de un momento que es difícil para el país.

Borik pasó las primeras horas de la Semana Santa dirigiendo extensas reuniones con altos funcionarios del gobierno, así como reuniones con líderes de todos los partidos políticos, con la excepción del republicano. José Antonio Elencoel rival al que derrotó en las elecciones presidenciales de 2021.

You missed