Un hombre de 33 años ha sido detenido este martes por la mañana como presunto responsable del asesinato de su mujer y de sus cuatro hijos en una vivienda de Meaux, a las afueras de París, en un suceso que ha conmocionado Francia.

Los cadáveres fueron localizados el lunes por la noche y los primeros indicios apuntan a una muerte violenta por heridas de arma blanca. Los niños tenían entre nueve meses y diez años de edad, según un comunicado de la Fiscalía.

«El apartamento no parecía haber sido forzado y el padre de familia estaba ausente», lo que llevó a las autoridades a iniciar una búsqueda que ha concluido horas después en la localidad de Sevran con el arresto del único sospechoso, con antecedentes en materia de violencia machista, según fuentes citadas por Franceinfo.

Las autoridades han abierto una investigación formal por «homicidios voluntarios con premeditación» y el sospechoso permanece bajo custodia, después de que un primer examen pericial haya concluido que está mentalmente apto para someterse a los procedimientos, informa la cadena BFM TV.

El detenido se enfrenta a una posible condena de cadena perpetua, según ha anunciado en una rueda de prensa el fiscal Jean-Baptiste Bladier. El hombre será imputado con los cargos de homicidio voluntario de menores de quince años y el de homicidio voluntario del cónyuge.

Todavía no ha testificado, pero ha afirmado ante las autoridades saber «por qué estaba bajo custodia policial» y ser conocedor de «haber atacado a su familia». Además, ha hecho referencia a su «malestar personal» y «depresión», de los que la fiscalía tiene constancia desde 2017.

Entre las víctimas, la mujer de 35 años y las niñas, una de 10 y la otra de 7 años, recibieron «muchas cuchilladas» y presentaban marcas de defensa mientras que los niños, de 4 años y 9 meses, habrían sido asfixiados, expuso el fiscal.

Las autopsias, que se llevarán a cabo en el Instituto Forense de París este miércoles, permitirán esclarecer las causas.

El considerado autor de los hechos, titulado como bombero, se casó hace dos meses con la que era su pareja desde hacía 14 años y a quien conocía desde la enseñanza secundaria.

Tercer infanticidio recientemente

Recientemente, se han producido dos triples infanticidios perpetrados por los padres, ambos en las afueras de la capital francesa.

A finales de noviembre, un hombre de 41 años, ya condenado por violencia doméstica, acudió a una comisaría para confesar el asesinato de sus tres hijas, de entre cuatro y 11 años, en Alfortville. Un mes antes, un gendarme mató a sus tres hijas y luego se suicidó, en su domicilio de Vémars.

En Francia, es perpetrado de media un feminicidio cada tres días. El año pasado, 118 mujeres fueron asesinadas por su cónyuge o su expareja. Estos dramas suelen ocurrir en un contexto de ruptura.

En total, 244.300 víctimas de violencia de género, en su inmensa mayoría mujeres, fueron registradas por las fuerzas de seguridad, una cifra en alza de 15% en comparación con 2021.

Las asociaciones de defensa de los derechos de las mujeres interpretan este aumento como una señal de que se tienen más en cuenta sus voces.