El Consejo Constitucional de Francia rechazó una propuesta de referéndum presentada por los partidos de oposición de izquierda para anular la controvertida reforma de pensiones del presidente francés Emmanuel Macron, que ya se promulgó y entró en vigencia en septiembre. Esta ley eleva la edad de jubilación de 62 a 64 años Cuenta con la oposición de casi toda la parlamentaria y del 70% de los franceses.

Este referéndum fue una de las pocas vías legislativas que les quedaron a los opositores de la reforma para impedir su implementación. La Izquierda ya había presentado su primera Propuesta de Referéndum (RIP, por sus siglas en francés), pero este consejo de sabios que decide si las leyes se ajustan o no a la constitución francesa decidió rechazarla el 14 de abril (el mismo día que dio la visto bueno a la reforma de pensiones).), considerando que no cumple con los requisitos.

Esta segunda propuesta, que proponía la prohibición de elevar la edad de jubilación más allá de los 62 años, tampoco fue evaluada. El sabio consejo considera que la propuesta no se ajusta a la constitución, ni cumple con los requisitos del artículo 11, porque no es una propuesta para «reformar la política social de la nación».

Aunque fuera aceptado, fue un proceso largo y agotador, que incluyó la obtención de casi cinco millones de firmas yO hay precedentes de no consulta que han dado sus frutos en este significado. Además, la aceptación de este referéndum no impide el inicio de la implementación de la ley en septiembre, como estaba previsto.

Esta es otra victoria para Macron, quien promulgó la ley hace dos semanas luego de recibir luz verde del consejo. Es otro golpe para la oposición, que ya no podrá volver a solicitar un referéndum hasta dentro de un año y verá lo infructuosos que han sido sus intentos de bloquear la implementación de la ley.

Además de este referéndum, los parlamentarios tienen otra alternativa para derogar la ley, que es El proyecto de ley presentado por el grupo independiente Liot Dejar sin efecto el aplazamiento de la jubilación a los 64 años. Lewitt es el grupo que presentó una moción de censura al Gobierno hace mes y medio y estuvo a sólo nueve votos del auge.

Si ese hubiera sido el caso, habría derrocado a la Reforma y forzado la renuncia de la Primera Ministra, Elizabeth Bourne. Al ser un grupo formado por diputados independientes, su propuesta fue apoyada tanto por la extrema derecha como por la izquierda. Este proyecto de ley fue presentado a la asamblea el 8 de junio.

Dos días antes de que se celebrara Un nuevo día de manifestaciones callejeras contra la ley, Decimocuarto desde que terminaron las protestas en cuatro meses. Porque el frente sindical tampoco tira la toalla en su lucha. Se reunieron el martes para decidir qué hacer a partir de ahora, ya que la ley ya había sido promulgada. En este momento fijan esta nueva fecha.

La última manifestación se organizó el primer día, coincidiendo con el Día del Trabajo, y fue una de las manifestaciones más grandes y violentas hasta la fecha. Hubo 540 detenidos y 403 policías heridos, además de 61 manifestantes. Un cóctel molotov lanzado por grupos de extremistas quemó a un policía.

El portavoz del gobierno, Olivier Ferrand, condenó hoy estos actos de violencia y dijo que el gobierno estaba estudiando Elaboración de una «Ley Antirradical» “Perseguir a todas las personas” que no van a los mítines a manifestarse, sino a dañar y matar”, enfatizó.

Precisamente este miércoles, día en que se celebra la libertad de prensa, se publicó en Francia un informe en el que se criticaba un «excedente de detenciones preventivas en manifestaciones» en el país desde el inicio del movimiento contra esta ley, la principal reforma de Macron, que ha enviado su popularidad a los niveles más bajos. .