• elecciones De accidente de tren a naufragio de migrantes: una doble tragedia griega en la víspera de las elecciones

Kyriakos Mitsotakis habría obtenido una gran victoria en las elecciones generales del domingo en Grecia con entre el 40 y el 44 % de los votos, según las primeras encuestas a boca de urna, y tendría la mayoría absoluta. El país acudió a las urnas por segunda vez en poco más de un mes para reactivar Nueva Democracia, que ganó las elecciones de mayo pasado con el 40% de los votos y que buscaba hoy los apoyos necesarios para formar un solo gobierno.

Mitsotakis comenzó como el gran favorito y la única pregunta era si obtendría una victoria mayor que la que obtuvo en mayo. En esta ocasión, la mayoría absoluta está garantizada gracias al sistema electoral vigente, que otorga una recompensa de hasta 50 escaños al partido ganador, que fue anulado en las primeras elecciones.

La otra clave, el domingo, es el escenario que dibujan los resultados de la izquierda tras el derrumbe del líder opositor, Alexis Tsipras, y su partido, Syriza, que en mayo sólo obtuvo el 20% de los votos. El objetivo del ex primer ministro Tsipras en esta segunda campaña era recortar y mantener la ventaja de 20 puntos que tenía Nueva Democracia. «fuerte oposición al control del gobierno», a quien acusa de querer «convertirse en un sistema» y de tener una «agenda oculta» con promesas que «no cumplirá». Pero, si las encuestas son correctas, el desplome será peor que el de mayo Entre el 16 y el 19% de los votos Tsipras tendrá que pensar en su futuro como líder del partido.

En tercer lugar se encuentra el Partido Socialista (PASOK), que devuelve entre el 10 y el 13 % de los votos a la contienda política tras una década de estancamiento, y que a partir de ahora peleará con Syriza por recuperar espacio al centroizquierda y prepararse Por ‘sorpasso’ de cara a las elecciones al Parlamento Europeo de junio de 2024.

En cuarto lugar estará el Partido Comunista, con entre un 7 y un 9%. A la espera de los resultados finales, también habrá muchos partidos a las puertas del nuevo parlamento que podrían pasar del 3% y entre ellos se encuentran muchas formaciones de extrema derecha como los Espartanos, el Movimiento Nacional Democrático – Victoria (NIKI) o la Solución Griega. .

Las elecciones estuvieron marcadas por dos tragedias que conmocionaron a la sociedad griega: en mayo, el accidente de tren en Tempe en el que murieron 58 personas, la mayoría estudiantes universitarios; Y en junio, un naufragio de migrantes frente a las costas del país dejó más de 80 muertos y cientos de desaparecidos. Ni estos hechos ni los escándalos que involucraron al partido de Mitsotakis (como las escuchas telefónicas del gobierno a periodistas, militares y políticos) disminuyeron la popularidad de los conservadores, que lo serían. El primer presidente en ser reelegido desde la Gran Depresión Económica.

«Hoy votamos por segunda vez en pocas semanas para que el país tenga un gobierno estable y eficaz», dijo Mitsotakis tras depositar su voto esta mañana en el distrito de Kifissia de Atenas. En entrevista con el diario «To Vima», subrayó que la autosuficiencia de su gobierno «no es de interés del partido, sino de una necesidad nacional» para realizar los «grandes cambios» que necesita el país, y que no sería posible con una «mayoría parlamentaria frágil, abierta a las presiones de los intereses».

Su retórica de campaña se centró en la economía «golpeada» del país, según dijo, que heredó en 2019 debido a la crisis. Al unir el poder solo, Mitsotakis afronta el reto de completar las reparaciones Prometió durante su primer mandato el objetivo de modernizar el país y estabilizar la economía, que registró un crecimiento superior al de sus socios europeos, pero su mejora no se reflejó del todo en los bolsillos de los ciudadanos debido a la inflación y los bajos salarios. “Tiene que implementar reformas en las áreas cruciales de la administración: salud, educación, justicia y gestión de las finanzas públicas. Será un desafío difícil, es un trabajo que no se ha logrado en las últimas dos décadas. Mitsotakis lo comenzó en el «La primera legislatura pero ahora tiene que completarla. Y tiene que avanzar y rápido. Esta es su apuesta. Que Mitsotakis sea visto como un antes y un después en la política griega dentro de unos años dependerá de si ha logrado implementar estas reformas”, señala el periodista griego y experto en política europea Juan Papageorgiou.

«El futuro de Grecia será políticamente estable con el nuevo gobierno. Pero al mismo tiempo, los desafíos serán grandes. Lo más importante es la política europea con respecto a Nuevas reglas fiscales. Si la UE acepta tomar el control de las economías nacionales, como lo hizo durante la crisis de la eurozona, será un gran problema para ND porque gastan demasiado. Ahora se están aprovechando de que tenemos otras cosas que tratar, como la guerra de Ucrania, pero si Alemania en particular decide volver a las políticas duras anteriores, Mitsotakis estará en problemas”, advierte. Jorge Tzogopoulosinvestigador de la Fundación Helénica para la Política Europea y Exterior, y añade: «El otro gran desafío es la política exterior, especialmente con Turquía, donde retomaremos las tensiones tras las vacaciones de verano».

Mitsotakis ha prometido aumentar el salario medio a 1500 y mínimo 950 euros. También “un país amigo, digital y sobre todo eficiente en un país defensiva y diplomáticamente fuerte”.