España ya tenía embajador en Caracas, dos años después. Diplomático Ramón Santosquien se desempeñó como director de negocios de la legación española en la capital venezolana, fue elegido para reemplazarlo Jesús Silvaquien se retiró de Caracas en noviembre de 2020 tras numerosos desencuentros con la Revolución Bolivariana.

Santos dirige la Embajada de España desde 2021, cuando sustituyó al actual secretario de Estado para América Latina, Juan Fernández WittEl cual fue elegido por el gobierno español para mejorar las relaciones con la Revolución Bolivariana tras su paso por La Habana.

El nuevo embajador, Ramón Santos.
El nuevo embajador, Ramón Santos.EFE

De esta manera, el gobierno Pedro Sánchez Comenzó la salida de la presidencia de Juan Guaidó, pese a que fue el país europeo que más apostó por su reconocimiento en 2019. Luego llegó el refugio del líder opositor leopoldo lopez En la embajada, lo que incrementó las tensiones con el gobierno bolivariano.

La acción española, esperada desde hace semanas, se produce después de que varios gobiernos latinoamericanos regresaran a Caracas y reanudaran las negociaciones en México con la oposición. La propia oposición venezolana está planeando terminando su mandato presidencial Lo mismo este jueves.

Este sería así el primer resultado de la abolición del gobierno provisional, impuesto por la nueva mayoría creada por los partidos de Primero Justicia (PJ, centro), el socialdemócrata Acción Democrática (AD) y el socialista cristiano Un Nuevo Tiempo (UNT). ). Finalmente, la propuesta de seguir un año más con una presidencia responsable solo fue apoyada por la Organización del Pueblo Voluntario (VP), encabezada por López, y varios diputados de otras agrupaciones. La votación fue decisiva: 72 votos a favor de la nueva mayoría, contra 23, con nueve abstenciones.

Todos los diputados se oponen Guaidópresidida desde fuera del parlamento por el excandidato presidencial Henrique Capriles, ya había adelantado en el segundo debate del jueves que mantendría su cargo, pese a las críticas de una parte de la sociedad civil opositora.

‘Persona no deseada’

Silva ostenta un pequeño récord en la diplomacia española, tras ser declarada persona non grata y expulsada Nicolás Maduro en enero de 2018 por «continuos ataques y repetidos actos de injerencia». De hecho, el segundo hombre en la revolución reaccionó, Dios dio la poesía, después de que fuera incluida en la lista negra de la Unión Europea. Solo cuatro meses después, a pedido del propio gobierno bolivariano, Silva regresó a Caracas para retomar su cargo.

Si hay una palabra que define las relaciones diplomáticas entre España y Venezuela es turbulenta. Y casi siempre, porque la posición del gobierno José María Aznar durante el golpe Hugo Chavez Provocó el primer gran choque. Luego vino el decomiso contra los campesinos españoles de Yaracuy, el famoso «¿Por qué no te callas?» de Rey Juan Carlos contra Chávez, quien guardó silencio en esa ocasión.

Pero fue la postura asertiva en 2019 Pedro Sánchezque llegó a calificar a Maduro de tirano en una reunión de la Internacional Socialista, provocó un nuevo terremoto que no amainó luego de que recibiera a Silva López en su residencia el 30 de abril de ese año, tras el fracaso de la rebelión militar contra Maduro.

Entre los puntos actuales de discordia entre los dos gobiernos está la situación de dos mujeres y un hombre con doble ciudadanía española y venezolana, quienes se encuentran encarcelados en las celdas de Maduro como presos políticos. uno de ellos, María Auxiliadora DelgadoAcaba de ser condenado a 30 años de prisión por financiación del terrorismo.