• Perfil Gabriel Attal, el primer ministro más joven de Francia, a la imagen del presidente Macron
  • Francia Emmanuel Macron nombra a Gabriel Attal como nuevo primer ministro francés
  • Cambio de Gobierno Macron sustituye a la primera ministra de Francia, Élisabeth Borne

Ya se han definido los contornos del equipo del nuevo primer ministro francés, Gabriel Attal, dos días después de ser nombrado, en sustitución de Élisabeth Borne. El delfín de Emmanuel Macron se rodeará de los pesos pesados del Ejecutivo precedente, con un equipo más a la derecha y alguna sorpresa, como la incorporación de la polémica Rachida Dati, ministra de Justicia con Nicolas Sarkozy y ahora concejala en París. Será la titular de Cultura.

Los primeros nombres se han anunciado este jueves, tras dos días haciendo quinielas y especulando sobre el casting. Se mantienen en el equipo los veteranos que han acompañado a Macron desde su victoria en 2017 y que se encargan de las áreas más sensibles. Es el caso de Interior, donde sigue Gérald Darmanin. París celebra unos Juegos Olímpicos en unos meses y la seguridad es uno de los temas que más preocupan.

Bruno Le Maire continuará como titular de Economía y Finanzas, área clave en un momento en el que Francia busca cómo reducir su disparada deuda y quiere lograr el pleno empleo. Le Maire es uno de los más veteranos y se baraja como posible sucesor de Macron de cara a las presidenciales de 2027. Él y Darmanin le acompañan desde que ganó las elecciones por primera vez en 2017.

Lo que más ha sorprendido, por inesperado, es la incorporación de Rachida Dati, ex ministra de Justicia con el ex presidente Nicolas Sarkozy y miembro de Los Republicanos, partido conservador que, al conocer su nominación, la ha excluido de la formación. Es la gran rival de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, quien ha deseado suerte a «todos los representantes de la cultura».

Muchos ven en esta decisión una derechización del Gobierno. Aunque el nuevo primer ministro es un macronista puro (acompaña a Macron desde la fundación de su partido, en 2017), ha salido Borne, más a izquierda, y entra Dati. De los 14 ministros nombrados, ocho son de derechas.

Dati fue imputada por corrupción en 2021, por el desvío de fondos cuando era asesora de Renault, pero aún no se ha celebrado el juicio. Ocupará la cartera de Cultura en sustitución de Rima Abdul Malak, que recientemente ha criticado al actor Gerard Depardieu, acusado de acoso sexual por decenas de mujeres, y del que Macron ha dicho que es «un orgullo para Francia». Dati «es una persona que no deja a nadie indiferente, es una persona de compromiso y de energía (…) En Francia existe una presunción de inocencia», ha recordado Attal en una entrevista a la cadena TF1, nada más conocerse el nuevo equipo ministerial.

Amélie Oudéa-Castéra, hasta ahora titular de Deportes, asume también la cartera de Educación, la que ocupaba Attal. Se unen las dos áreas, así que gana poder. Será ella la que que se ocupe de los Juegos Olímpicos. Otra novedad, la incorporación, como ministro de Exteriores, de Stéphane Séjourné, europarlamentario y líder de Renew Europe, partido vinculado al macronismo. Séjourné y Attal empezaron a salir juntos cuando ambos se sumaron a las filas de Macron.

«A proposición del primer ministro, he sido nombrado ministro de Exteriores por el presidente de la República. Soy consciente del honor que se me otorga. Es inmenso», ha escrito Séjourne en X (antes Twitter).

Este es el equipo encargado de relanzar esta nueva etapa del segundo mandato de Macron, ahora con Attal al frente, y que se complica cada día más por la falta de mayoría en la Asamblea y la pérdida de aliados entre los escaños. Attal era uno de los miembros más populares del Gobierno, y su tirón aumentó desde su llegada al Ministerio de Educación.

La semana que viene se anunciarán, en una segunda fase, la lista de secretarios de Estado. Este viernes se celebra el primer Consejo de Ministros de la nueva etapa. Macron se dirigirá a los franceses la semana que viene para explicar los cambios.

Esta reorganización del Gobierno se produce en un momento clave: cuando París se prepara para unos juegos olímpicos en los que se pondrá a prueba la seguridad del país; en un momento de debilidad para Macron, que no tiene mayoría parlamentaria, y cuando la extrema derecha de Marine Le Pen no para de crecer en los sondeos. En las elecciones europeas del próximo junio, sale como ganadora.

A sus 34 años, Attal es el primer ministro más joven que ha tenido el país durante la V República. Attal era una de las promesas de la política francesa. Uno de los macronistas más fieles, ha tenido una carrera meteórica, como el propio Macron. Con 29 años ya integró el Gobierno y ha sido ministro portavoz y de Cuentas Públicas.

Cambia el portavoz, Olivier Veran, y llega una cara femenina: Prisca Thévenot. Era número dos de Attal en el Ministerio de Educación y es una de sus colaboradoras cercanas. Se quedan también el titular de Defensa, Sébastien Lecornu, que sonaba para suceder a Borne. En plena guerra en Ucrania, París había anunciado un aumento del presupuesto militar. También el de Justicia, Eric-Duppond Moretti, en un contexto en el que Macron decidió un aumento del presupuesto y de los efectivos.