Actualizado
  • Venezuela Nicolás Maduro jura ante el ejército que no entregará el bastón presidencial
  • Venezuela Edmundo González Urrutia, candidato opositor venezolano: “La cancelación de mi candidatura está en el horizonte”

Este es el octavo operativo en lo que va del año que se presume se trata de un homicidio Nicolás Maduro, Un récord histórico que sólo puede ser igualado Fidel Castro. Pero en esta ocasión tanto los héroes como el método de acción trascendieron la mejor imaginación revolucionaria. Todo comenzó la semana pasada con un comunicado de las Autodefensas Invasoras de Sierra Nevada (ACSN), un grupo paramilitar colombiano que controla la zona entre la Guajira y el Magdalena, cerca de la frontera con Venezuela.

De una manera extrañamente agradable, se informó a los delincuentes que se les había propuesto llevar a cabo ataques terroristas en el país vecino y, a su vez, se les pidió hablar con el presidente. Gustavo Pietro Para transmitir tal situación al presidente Nicolás Maduro, Un aspecto de la solidaridad desconocido para quienes gestionan el narcotráfico Y la extorsión a empresarios en esa región del Mar Caribe, además de la disputa de tierras con otros grupos irregulares, a sangre y fuego.

Paralelamente, pero no casualmente, el famoso exlíder de los paramilitares colombianos, salvatore mancuso, Reveló otros supuestos planes desestabilizadores del excandidato presidencial Henrique Capriles Volar el Palacio de Miraflores y eliminar al entonces presidente, Hugo Chavez. Ni siquiera el escenario más atrevido de Netflix.

«Enviaron un primer enviado que se identificó como miembro de la oposición venezolana y mostró fotografías con dirigentes conocidos del sector. Todos se identificaron como simpatizantes de extrema derecha que están en campaña», reveló hoy el fiscal chavista. Lunes, Tariq William Saab, Quien dice tener garganta profunda en este nuevo episodio de la conspiración bolivariana. Entre las supuestas exigencias de los opositores se encuentran «atacar a Nicolás Maduro en un acto callejero», atacar las instalaciones eléctricas del país antes del 28 de junio, día de las elecciones presidenciales, e infiltrarse en mítines para generar violencia.

En las últimas semanas, el gobierno ha acusado a la oposición de intentar cortar el cable submarino que conecta la isla de Margarita con el continente y que le suministra electricidad, incluida energía eléctrica. Derribando uno de los puentes más grandes del país.

El fiscal que contactó a la Fiscalía General de Colombia para participar en las investigaciones sobre «este nuevo intento terrorista de desestabilización» dijo que la supuesta propuesta de los opositores, que no ofrecieron suma económica alguna, fue asilo «cuando tomaron el poder». «.

“Venezuela fue el campo de pruebas más importante para que la superpotencia de Estados Unidos implementara todas las características de la guerra híbrida”, afirmó el fiscal.

El general inmediatamente se sumó a la denuncia. Vladimir el padrino, El presidente y ministro de Defensa del general chavista, quien acusó directamente a la «extrema derecha venezolana» (como llama el régimen a la oposición democrática) de buscar «una sensación de guerra civil cuando argumenta fraude» en las elecciones.

“No es nada extraño que este sector opositor radical (que el chavismo vincula directamente con el líder opositor) María Corinna Machado)Recurriendo nuevamente a un escenario violento. “Y ahora están mostrando una vez más su lado antidemocrático en vísperas del día de las elecciones, que intentan explotar para ocultar su verdadero rostro fascista”.

El primero en reaccionar fue Henrique Capriles, quien a 19 días de la importante elección presidencial encabezó diversos actos de apoyo a la candidatura del embajador. Edmundo González Urrutia. El líder opositor destacó que «lo único que buscan es desvirtuar el camino electoral que siempre hemos elegido, trabajado y seguiremos haciendo».