Actualizado

La Policía británica prosigue este viernes la búsqueda de Adbul Shakoor Ezedi, sospechoso de atacar con ácido a una mujer y sus dos hijas en Londres, de quien se ha revelado que tiene una condena previa por un delito sexual.

La Policía Metropolitana de Londres (Met, o Scotland Yard) difundió el jueves una imagen del varón de 35 años, al que se ve con una botella de agua en un supermercado del norte londinense en la noche del miércoles, tras el ataque perpetrado en el barrio sureño de Clapham.

Para saber más

La cadena pública británica BBC informa hoy de que el sospechoso llegó al Reino Unido en 2016 procedente de Afganistán y en 2018 fue condenado por un delito sexual, por el que recibió una pena que incluyó trabajo voluntario.

Cuando la terminó en 2020, solicitó el asilo político y lo consiguió en 2021 o 2022, tras dos intentos fallidos, al declarar que se había convertido al cristianismo y por tanto su deportación entrañaba riesgo para su vida, señala la BBC.

En la imagen difundida, obtenida de una cámara de seguridad, el sospechoso, que la Met cree que procedía de la ciudad norteña de Newcastle y era conocido de las víctimas, presenta una grave herida en su ojo y mejilla derechos.

La mujer, de 31 años, y sus dos hijas, de 8 y 3, permanecen en el hospital tras ser alcanzadas por la sustancia alcalina corrosiva. Si bien su estado es estable, la madre y la menor podrían tener secuelas de por vida, indicaron las autoridades.

Tras lanzarles el ácido, el sospechoso trató de huir en su propio coche, pero, tras colisionar con un vehículo estacionado, se dio a la fuga a pie.

Nueve personas, entre ellas dos niños, heridas tras ser atacadas con ácido en el sur de Londres

En el ataque resultaron heridas otras doce personas, incluidos varios policías, que intervinieron en el suceso, pero ninguna de gravedad.

La Met está cooperando con otras agencias gubernamentales para localizar al agresor, considerado «peligroso», y pide que cualquier ciudadano con información contacte a las autoridades y no se le acerque.