• conflicto Los países extranjeros evacuan a sus nacionales en Sudán, y el país está manchado de sangre. ¿Qué está pasando en el país?

Los cuerpos de cientos de mujeres, hombres y niños cubrían las calles Lleno de moscas, escuelas saqueadas, pueblos reducidos a escombros. El conflicto en Sudán ha alcanzado niveles aterradores, según los testimonios de trabajadores humanitarios y de Naciones Unidas, que este jueves presentó pruebas del hallazgo de una fosa común en la que murieron al menos 87 víctimas. Región de Darfur.

equipo de ONG Salva a los niños Uno de los que huyeron de El Geneina relató que durante su recorrido vio “los cuerpos de cientos de personas, incluidos niños, abandonados a lo largo de la vía y cubiertos de moscas”, en lo que calificó como “ejecuciones sumarias de civiles”. La carretera entre El Geneina y la frontera con Chad, una de las vías de escape de las personas desplazadas por el conflicto, se ha convertido en una carretera de muerte, en la que los testigos pintan, en sus descripciones, «un cuadro aterrador de niños, hombres y mujeres asesinados por docenas». Los hombres armados entraron en las aldeas, saquearon y quemaron las casas y dispararon contra los residentes que huían”.

Ahmed, un trabajador de esta ONG en West Darfur, huyó de la violencia de los grupos armados en El Geneina y se refugió en Kassala. Envió este desgarrador testimonio al cuartel general: «Pasamos 49 días encerrados porque los francotiradores no paraban afuera. Nuestro único deseo era levantarnos de madrugada a buscar una lata de agua antes de que comenzaran de nuevo los combates. Y cuando finalmente lo hicimos . Salir. Había cadáveres por todas partes. En suelo de la ciudad de El Geneina. Había miles de hombres, mujeres y niños, y nadie sobrevivió. Hay moscas por todas partes».

Su historia continúa: «Los líderes comunitarios estiman que más de 5.000 personas fueron asesinadas. Cuatro escuelas más fueron saqueadas y quemadas hasta los cimientos en El Geneina. No quedaron civiles, solo soldados, todos los demás huyeron o murieron. El camino estaba muy El conductor del autobús tuvo que pagar más de 1 millón de libras sudanesas (1660 dólares) para recogernos.” Ahmed se encuentra ahora en un área segura con el resto del equipo y su familia. “Lo único que se me ocurre es que la gente necesita ayuda urgente en este momento”, suspiró.

Save the Children destaca muchas Ejecuciones sumarias de civiles que tiene lugar en la carretera de El Geneina a la frontera. Hubo informes de un ataque en el que murieron 20 menores en un pueblo de la zona. en otra ciudad Observador de derechos humanos En mayo documentó la muerte de 40 civiles, entre ellos mujeres y niños: «Los menores supervivientes fueron testigos de asesinatos brutales y saqueos armados y quemaron la mayor parte de la ciudad, lo que obligó a los residentes a huir a Chad». Estos dramáticos ataques han restringido el acceso humanitario a la zona.

Mientras tanto, oficina Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos El jueves deploró el descubrimiento en Darfur de una fosa común que contenía al menos 87 personas, todas asesinadas en junio por los paramilitares de las Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) y sus aliados, según las pruebas fidedignas de que disponen. Los milicianos obligaron a los lugareños a enterrar a las víctimas, en su mayoría masalit, en el cementerio común. Los hechos tuvieron lugar entre el 13 y el 21 de junio en el recinto de Al-Modarres y Aduanas de El-Geneina, capital de la región.

Las Naciones Unidas creen que la masacre siguió al asesinato del Gobernador de Darfur Occidental, Khamis Abkar, el 14 de junio, poco después de su arresto por las Fuerzas Armadas de Ruanda. Después del ataque, muchos cuerpos quedaron en las calles durante varios días, y testigos oculares dijeron al Alto Comisionado que a los heridos no se les permitía salir a los hospitales, lo que provocó la muerte de algunas víctimas de sus heridas sin atención médica.

Alto Comisionado para los Derechos Humanos, volker turco, condenó «con la mayor firmeza la matanza de civiles y personas que no toman parte en los combates», y se declaró «disgustado» por la falta de respeto a los muertos, sus familias y sus comunidades, según informó la Agencia Francesa de Prensa. Al-Turk pidió una «investigación rápida, exhaustiva e independiente sobre los asesinatos y que los responsables rindan cuentas», agregó. Fuentes del ejército real negaron su responsabilidad en la masacre.

Desde el 15 de abril, Sudán se ha visto envuelto en feroces combates entre el ejército, dirigido por el general Abdel Fattah al-Burhan, y las fuerzas paramilitares dirigidas por su antiguo aliado, Mohamed Hamdan, apodado Dagalo. Los combates se concentran en Jartum, la capital, y Darfur.

en las últimas semanas, El conflicto ha adquirido tintes étnicosEl enfrentamiento de las milicias árabes con las milicias pertenecientes a los (no árabes) Masalit en Darfur, que recordó el conflicto que ya estaba presente en la región en 2003. Luego las milicias Janjaweed (ahora integradas en las Fuerzas Armadas de Ruanda) ayudó al dictador Omar Ali al-Bashir a aplastar la rebelión de las tribus no árabes de la región y dejó 300 mil muertos.

El conflicto en curso entre Daglo y Burhan amenaza con arrastrar a Sudán a una nueva guerra civil, con consecuencias desastrosas también para sus vecinos. con el impulso de detener la hemorragia, Siete países fronterizos se reunieron el jueves en El Cairo Acordaron establecer un «mecanismo ministerial» para buscar «soluciones prácticas e implementables» a la tragedia en Sudán, informa Efe. Egipto (anfitrión de la cumbre), Libia, Sudán del Sur, Eritrea, Etiopía, República Centroafricana y Chad se comprometieron a facilitar el paso de la ayuda humanitaria y fomentar el diálogo entre las partes en conflicto para encontrar una solución política.