• Mirada de reportero Israel vive una de sus peores crisis internas por el plan de reforma judicial

El plazo que dominó hace unos días la Knesset para celebrar su 74 aniversario dio paso este lunes a una tensa tensión con El primero de los tres votos necesarios para aprobar una parte importante de la propuesta de reforma judicial integral de Israel.. Con protestas multitudinarias en sus inmediaciones, el parlamento de Jerusalén ha revertido la división que amenaza con romper los puentes que siguen uniendo a la sociedad.

La coalición ultraconservadora de gobierno, investida el 28 de diciembre con el apoyo de 64 diputados de 120, aprobó en primera etapa dos proyectos de ley que debilitan el poder judicial ante el ejecutivo, horas después de que decenas de miles de manifestantes los denunciaran al exterior con el mismo inquietud. Con economistas, académicos, médicos, abogados, empresarios y emprendedores alta tecnología, Activistas feministas, exjueces y exdirectores de agencias de seguridad firmaron sus declaraciones de protesta.

Si bien el texto final podría diluirse, acordarse e incluso ralentizarse en un proceso de aprobación que podría prolongarse durante meses en el parlamento, el evento significó Otro punto de inflexión en la crisis política Eso revuelve en el país tras cinco elecciones desde 2019.

Y aumentaron las manifestaciones desde el pasado 4 de enero Ministro de Justicia yariv levin reforma anunciada. Las protestas frente a las casas de varios líderes y los bloqueos de carreteras precedieron a las manifestaciones masivas en Jerusalén el lunes, incluida una marcha de banderas israelíes alrededor de la Knesset. Algunos de los manifestantes fueron expulsados ​​de la plataforma de invitados tras golpear el cristal que les separaba del pleno, al grito de «vergüenza».

“Una mafia ha tomado el control del gobierno y mediante un golpe pretende acabar con la independencia del poder judicial y la democracia para ayudar a los que tienen problemas con la justicia como Netanyahu juzgado por corrupción”, dice. Sagi RegevViniendo de un kibutz del norte a El Mundo.

En varias manifestaciones, se publicaron las palabras del primer ministro Benjamin Netanyahu antes de ser acusado, supuestamente para detener iniciativas destinadas a debilitar la Corte Suprema. El primer ministro, que ha vuelto al poder tras un año y medio en la oposición, tiene prohibido interferir en la moción judicial dado el acuerdo de conflicto de intereses (por su juicio) que se firmó en 2020. Sin embargo, sin su luz verde a reformar, no me hubieran ascendido.

«Hoy votamos en primera lectura, y después de eso estaremos listos para hablar y llegar a acuerdos», declaró Netanyahu, acusando a los líderes de la oposición de «pisotear la democracia, no aceptar los resultados electorales y la decisión de la mayoría, y no condenando a los manifestantes». Los que llaman al derramamiento de sangre ya la desobediencia civil”. En oposición, condicionan la negociación al frenar la iniciativa en la sala.

Las dos enmiendas aprobadas en el tribunal inferior establecen que la Corte Suprema no puede anular las leyes básicas de la Knesset y otorgar al gobierno una mayoría (5 de 9 miembros) para seleccionar jueces. Hoy el comité está formado por jueces, abogados y políticos. Necesitan estar de acuerdo en cada fecha..

cuando está unido a keren sarahUn manifestante de Jerusalén, que según los defensores de la reforma busca corregir los errores históricos que dieron soberanía a la Corte Suprema en la década de 1990, respondió: «No hay problema en revisar el sistema, pero no si se hace sin diálogo y es responsable de un Gobierno corrupto, legal pero ilegítimo que promueve la revolución. El judicialismo nos hace dejar de ser demócratas.

El presidente, Isaac Herzog, mantiene contactos públicos y secretos para acordar una reforma con el objetivo de regular las relaciones entre las autoridades y evitar que la división convierta los duelos retóricos en la Knesset, redes y medios de comunicación en violencia callejera. De lo contrario, Israel estará condenado a una crisis institucional sin precedentes con dos partidos firmemente asentados en sus posiciones, alegando defender la democracia y acusando al oponente de intentar acabar con ella.

La encuesta del Canal 12 mostró que la mayoría apoya detener la reforma para su aprobación. Incluso el 45% de los votantes del Likud de Netanyahu lo exigen, mientras que el 17% lo exigen cuando terminen las protestas. El 28% de los votantes de su partido apoya continuar. El escaneo del canal 13 indica esto La coalición pierde la mayoría que logró el 1 de noviembre.

Netanyahu no es ajeno a las encuestas de opinión, las manifestaciones, los consejos y las advertencias estadounidenses sobre los efectos nocivos en la economía y, especialmente, en su sólido ecosistema tecnológico. La gran pregunta es si tiene la voluntad o la capacidad de detener el impulso de cuadrar al Likud, Levin (un conocido oponente en la Corte Suprema) y los dos partidos ultraortodoxos pro reforma, viéndolo como una oportunidad histórica para legislar cuestiones clave como exenciones militares para sus estudiantes en academias rabínicas sin temor a interferencias.

You missed