• Turquía Erdogan: «Abran el camino a Turquía a la UE y nosotros lo haremos con Suecia en la OTAN»
  • Turquía Erdogan inicia su tercera legislatura como presidente arropado por líderes internacionales

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, impuso este lunes una nueva condición a la entrada de Suecia a la OTAN -que aún debe ser aprobada en el Parlamento turco- insinuando que el proceso de adhesión no se agilizará hasta que Estocolmo no frene la quema de ejemplares del Corán. «Suecia debe ante todo cuidar las calles de Estocolmo. Si no cuidan sus calles, si continúan estos ataques contra las cosas que consideramos sagradas, entonces no deberían culparnos», dijo Erdogan en declaraciones a la prensa turca. Turquía y Hungría son los únicos miembros de la Alianza que aún no han aprobado la adhesión de Suecia. Ankara anunció que aprobaría la candidatura el pasado julio, pero aún no ha llevado la cuestión al Parlamento. «No podemos saber cuánto tiempo tomarán los debates en el Parlamento o los comités sobre la cuestión, o cuándo se aprobarán», señaló Erdogan. Pese a que la legislatura no se reanudará hasta el mes de octubre, el comité de asuntos exteriores turco podría iniciar las discusiones en el Parlamento si el Gobierno lo solicita.

Erdogan ha negado durante meses la entrada de Suecia a la OTAN por el apoyo de Estocolmo a políticos kurdos que Ankara considera grupos terroristas y una amenaza a su seguridad nacional. Por su parte, Estocolmo tomó una serie de medidas para contentar a Ankara, como levantar el veto a la exportación de armas al país euroasiático o endurecer su ley antiterrorista. En una de las protestas en Estocolmo contra la entrada del país a la Alianza, se quemó un ejemplar del Corán, desatando una lluvia de protestas imitando la acción en la misma ciudad y en otros países como Dinamarca u Holanda.

«El hecho de que los protocolos de adhesión de Suecia a la OTAN se envíe al Parlamento y que el proceso pase rápidamente es directamente proporcional a que Suecia cumpla con sus promesas», advirtió Erdogan. El mandatario turco declaró que los miembros de su coalición en el Parlamento -de partidos de ultraderecha, nacionalistas e islamistas- tienen «principios propios» y que no dará ningún paso sin discutir con sus compañeros del hemiciclo. Una de las formaciones de su alianza, el partido kurdo islamista Huda-Par, ya ha anunciado que vetará la entrada de Suecia en la OTAN por las protestas en las que se queman ejemplares del libro sagrado musulmán.

Este lunes el ministerio de Exteriores turco convocó al encargado de negocios danés y a un diplomático holandés para mostrar su descontento ante las continuas acciones contra el Corán frente a la embajada turca en Copenhague y La Haya. «Se enfatizó una vez más que Turquía condena y protesta por estas acciones en los términos más enérgicos posibles», señaló Exteriores en un comunicado, que calificó la quema de coranes de «ataque vil».

Las protestas en las que se queman coranes, iniciadas por el refugiado iraquí residente en Estocolmo Salwan Momika, se han extendido en varias ciudades europeas. El último caso se produjo en una nueva protesta en Estocolmo, en la que una mujer fue detenida por intentar frenar la acción con un extintor de incendios. A finales de julio se llegaron a quemar siete ejemplares en un mismo día en Dinamarca. Por su parte, los Gobiernos de Suecia y Dinamarca han intentado mantener un equilibrio entre el respeto a las minorías religiosas y la libertad de expresión. A pesar de que insisten en que se tratan de acciones individuales,

están estudiando cómo tomar medidas legales para frenar este tipo de acciones, que han causado un gran descontento en países islámicos.

En Turquía, Irak e Irán se han producido manifestaciones contra la quema de coranes y en Bagdad los manifestantes llegaron incluso a atacar y prender fuego a la embajada de Suecia el mes pasado. El Gobierno iraquí también ha expulsado al embajador sueco por la quema del libro sagrado.

El mes pasado, la Organización de Cooperación Islámica (OCI), formada por 57 países, mostró su rechazo a este tipo de acciones y abogaron por adoptar medidas, ya sea mediante la condena o sanciones, para responder a la quema de coranes.