Actualizado
  • Estados Unidos Trump dice que «animaría a Rusia a hacer lo que quisiera» con la OTAN si los europeos no gastan más en defensa
  • Guerra en Europa Francia, Alemania y Polonia preparan un mecanismo de respuesta a las injerencias rusas
  • Guerra en Ucrania Stoltenberg advierte de la posibilidad de un enfrentamiento con Rusia durante décadas

Las declaraciones de Donald Trump señalando a los países que no cumplen la promesa de invertir el 2% de su PIB en Defensa atañen directamente a España. Porque el Ejecutivo nacional está dispuesto a llegar a ese porcentaje, pero en un camino de aumento del presupuesto en Defensa paulatino, que no alcanzaría el 2% hasta 2030. A Trump le saben a poco las promesas de futuro, y ya ha dicho que incluso podría señalar a Rusia quiénes son esos países para que Putin les atacara.

Margarita Robles se ha mostrado este lunes muy preocupada por esas declaraciones del candidato a la Presidencia de Estados Unidos, que ha tildado como un «guiño» al presidente ruso. «Me parecen inaceptables, es gravísimo desde todos los puntos de vista», ha opinado durante un coloquio en el Club Siglo XXI. La ministra ha recordado que desde que hace dos años estallara la guerra en Ucrania, la OTAN «está dando una imagen de unidad frente a Putin«. Es por ello que ha catalogado de «irresponsabilidad» la afirmación de Trump y ha avisado de que la Alianza «no va a aceptar ningún acto que pueda suponer una vulneración de los derechos mínimos incluidos en el Derecho Internacional y en la Carta de Derechos de la ONU». Además, ha garantizado que el apoyo a Ucrania se mantendrá a todos los niveles.

A pesar de la contundencia de las palabras de Robles, todos los analistas internacionales y expertos de inteligencia ven con preocupación el avance de Donald Trump en las encuestas. Desde hace tiempo están convencidos de que su llegada a la Casa Blanca supondría la ruptura en la unidad de la Organización para el Tratado del Atlántico Norte. Y una OTAN sin Estados Unidos no tiene sentido.

Aunque Pedro Sánchez en su época de candidato no veía la necesidad de invertir en Defensa, el papel imprescindible de las Fuerzas Armadas durante la pandemia y la organización de la cumbre de la OTAN en Madrid le hicieron cambiar de opinión. Ya el año pasado, tras el estallido de la guerra en Ucrania, Sánchez reforzó la inversión en Defensa, aumentando un 26% su presupuesto.

En estos momentos, supone un 1,24% del PIB. Robles ha reiterado en varias ocasiones que la voluntad de España es continuar aumentando el presupuesto hasta alcanzar el 2%. Hace unas semanas dio un paso más en este compromiso al anunciar durante su comparecencia en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados que este año volverán a aumentar el gasto en Defensa, hasta comprometer el 1,3% del PIB. Sin embargo, las cifras continúan lejos del 2% prometido dentro de la Alianza.

España, con el resto de países de la Unión Europea, trabaja para alcanzar una mayor autonomía estratégica en materia de Defensa. No sólo quiere aumentar la inversión para cumplir con la OTAN, sino que, en previsión de que Trump pueda sea reelegido y de que la unidad los aliados se rompa, lo que dejaría a la UE sola en su lucha contra la injerencia rusa, España continúa con planes de inversión en Defensa estratégica dentro de sus posibilidades.

El Ejecutivo español está en una alianza con Alemania y Francia para fabricar el FCAS, el caza de sexta generación que estaría disponible en 2040 y sustituiría al Eurofighter. Además, España está a la cabeza en fabricación de submarinos con la tecnología más puntera, se trata de los S-80, de los que esperan poder exportar. También hay un plan de Fragatas F-110, así como de vehículos blindados Dragón 8×8. Todo para intentar ser más autónomos.