• Perú La historia interior de la dictadura más corta y absurda de todos los tiempos: Las horas de locura de Pedro Castillo

La ola de violencia que estalló en Perú tras el fracaso del golpe de Estado de Pedro Castillo y su posterior detención llevó a la nueva presidenta, Dina Polwart, a ordenar Un estado de emergencia nacional por 30 días. En virtud de este decreto, se suspendieron los derechos de reunión, la santidad del hogar, la libertad de tránsito, etc., además de la adición de fuerzas militares para proteger los edificios públicos y las carreteras.

“Con esta medida buscamos garantizar el orden, la continuidad de las actividades económicas y la protección de millones de familias. Nuestras Fuerzas Armadas apoyan a la Policía Nacional en esta labor”, dijo. alberto otarolaMinistro de Interior.

Hasta el momento, el estado de emergencia ya se ha implementado en muchas zonas donde los seguidores de Castillo están involucrados en enfrentamientos violentos con las fuerzas del régimen, que incluyen tomas de aeropuertos, incendios de estaciones de policía y oficinas del Ministerio Público y saqueos de tiendas.

La Defensoría del Pueblo agradece este Ya son ocho los muertos, incluidos dos menores y tres jóvenes de 18 años, la mayoría de los cuales fueron baleados por la policía. Organizaciones de derechos humanos acusan a agentes de uso desproporcionado de armas de fuego. Poulwart insistió en que «la policía debe operar con herramientas que estén homologadas» tras las denuncias de vulneración del derecho a la manifestación.

El estado de excepción, exigido por los distintos sectores políticos ante el incendio social que azota al Perú, está precedido en pocas horas por dos hechos, previstos para el jueves, que marcarán el rumbo de la crisis en el país andino: el primero, la imposición de Detención preventiva por complot golpista Y la segunda, el debate en el Congreso para adelantar la elección al próximo año.

La maniobra dilatoria de la defensa de Pedro Castillo le permitió aplazar la audiencia preliminar de la Corte Suprema de Justicia, que decidirá si el mandatario destituido continúa los 18 meses de prisión preventiva, como solicitó la Fiscalía General. Todo indica que así será, dada la contundencia de las pruebas contra el golpista y contra su ex primer ministro, Aníbal Torres, el Rasputín de la Casa Pizarro que se ha escondido a pesar de que se trata de dar un golpe de estado. 80.

Queda por ver cuál será el curso de la investigación contra otra ex primera ministra, Betsy Chávez, a quien las declaraciones y el gobierno interno se refirieron como la otra. El gran instigador del golpe fallidoLo que convirtió a su jefe político en el dictador más bajito de la historia. Un autogolpe condenado al fracaso desde la primera línea del discurso que cambió la historia peruana.

El presidente había convocado a sus seguidores este miércoles antes de que la prisión de Barbadillo fuera convencida de dejarlo en libertad. Castillo no sólo disfruta del fervor de sus seguidores, quienes velan alrededor del cuartel donde se encuentra recluido. También apuesta por un sistema muy flexible que le permitió más de 160 visitas en los primeros días y el uso de su cuenta de Twitter para transmitir mensajes, algunos de ellos incendiarios.

“En nombre de los niños, jóvenes, amas de casa, comunidades campesinas e indígenas, giras campesinas, frentes de defensa, comerciantes, transportistas, vendedores ambulantes, pescadores, mineros y la clase obrera, expreso mi saludo y agradecimiento” a los caciques, Castillo Escribió, aún creyéndose líder mientras huía al abismo, de los izquierdistas y populistas de la región, encabezados por el mexicano Andrés Manuel López Obrador, “por su identidad y solidaridad con mi pueblo y nuestro gobierno legítimo”.

Uno de los presidentes, Gustavo Petro, volvió a demostrar ayer que está dispuesto a tergiversar sus incendiarios mensajes en redes sociales para hacerse eco de su aliado. El presidente colombiano mintió desde que el juicio de Castillo se llevó a cabo ante la Corte Suprema de Justicia, a la que ya había aportado cinco abogados distintos y sumado un defensor público.