Actualizado

La Fiscalía General de Guatemala adelanta una investigación de oficio sobre una presunta red de prostitución integrada por mujeres que trabajaban en el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, y que podrían ser víctimas Una red de trata de explotación sexual entre funcionarios El gobierno durante asambleas legislativas anteriores, así lo revela una investigación periodística publicada por el medio digital “Con Criterio”.

Las investigaciones fueron iniciadas por el Ministerio Público luego de que la Autoridad Nacional Anticorrupción enviara una carta al citado ministerio explicando la existencia de una “posible red de trata de personas que se estableció en la cartera de las administraciones de gobiernos anteriores”, ya que, de comprobarse que era cierto , “representa una violación de los derechos humanos de las personas involucradas y otro ejemplo trágico de los niveles de trata de personas que dañan al Estado”.

En concreto, según la investigación, los empleados que integraban la red eran conocidos como “Visitantes”, y eran Entre 22 y 25 mujeres jóvenes fueron designadas para el Ministerio de Comunicaciones en diversos cargos. Como secretarias o auxiliares en el área administrativa, aunque se sospecha que desempeñan otro trabajo: “servicios de acompañantes y posiblemente servicios sexuales”, según la exministra de este ministerio, jazmín de la vega, quien fue destituido por el presidente el 17 de mayo, Bernardo Arévalo, Después de que incumplió sus instrucciones al “permitir pagos a empresas constructoras fuera de los procedimientos de control acordados”.

El exministro confirmó a “Con Criterio” que “toda la logística fue de la institución y que Incluso había un catálogo. A través de ella, funcionarios de diversas instituciones y particulares solicitaron los servicios de estos empleados del ministerio, lo cual era un “secreto a voces”, mientras que para estos servicios se utilizaban vehículos de la institución. A su llegada al ministerio, de la Vega confirmó que «fueron de los primeros contratos que se rescindieron, porque no puedo estar en un ambiente así».

En el mismo comunicado se reveló que ex empleados del ministerio confirmaron su anonimato para evitar represalias. Vieron acción el viernes con fiestas y bebidas alcohólicas. En las instalaciones del Ministerio de Comunicaciones.

Por ello, ante la “gravedad” de estas acusaciones, el “Comité Nacional” solicitó un informe al Ministerio en el que se espera “emitir un informe detallado sobre cómo tuvo conocimiento del incidente, sus características, los afectados y los afectados”. potencialmente responsable de los beneficiarios”. de la mencionada red.

Además, señaló que al tratarse de un hecho que podría “perjudicar a las personas”, el comité reitera “la importancia de actuar con la debida diligencia y respetar la seguridad de las personas que puedan haber sido afectadas por lo sucedido”.

La ley “difamatoria, odiosa e inhumana”.

Señaló que «la gravedad de la acusación genera preocupación a la Autoridad Nacional Anticorrupción», advirtiendo que de ser confirmada representa «un acto vergonzoso, repugnante e inhumano, además de una clara violación de los derechos humanos». Resaltó además que se trata de «un posible indicador de la repetición de actos de criminalidad y corrupción practicados por administraciones anteriores, cuyo nivel de desviación tuvo consecuencias desastrosas para la administración pública y la sociedad».

A través de esta investigación, el Centro Nacional de Justicia especuló que la posibilidad establece que “además de apropiarse indebidamente de recursos materiales y financieros, algunas redes criminales también ponen en riesgo la seguridad de las personas al involucrarlas en situaciones humillantes y riesgosas”. Por otro lado, insistió en que se debe investigar la acusación y, de encontrarse elementos suficientes para la condena, “informar a las autoridades para que se pueda realizar una investigación objetiva, pronta y seria”.

Esta no es la primera vez que estalla un escándalo sexual en el poder ejecutivo guatemalteco, pues en 2018 asumió el poder el excanciller entre 2002 y 2004. Édgar Gutiérrez, En una columna de opinión en un diario local denunció que el entonces Presidente de Guatemala, Jimmy Morales Era «un abusador de jóvenes que se aprovechaban de su posición». Gutiérrez incluso acudió a la Fiscalía General para presentar una denuncia contra el presidente por agredir sexualmente a 12 jóvenes que trabajaban en el gobierno, aunque la investigación no avanzó por falta de testimonios de las potenciales víctimas.

Mientras tanto, en 2021, el entonces Ministro de Desarrollo Social, Raúl Romero, Apareció en una fotografía con tres mujeres semidesnudas en un establecimiento de una zona acomodada de la Ciudad de Guatemala atendidas por “azafatas” y bebiendo alcohol. Pese a ello, Romero no renunció, destacando que la foto era un montaje, mientras que no fue destituido por el entonces presidente Alejandro Giammattei, quien esperó a que el propio ministro renunciara en 2022.