• Guerra en Gaza Al menos 70 muertos en un ataque israelí al campo de refugiados de Al Maghazi en Gaza
  • Oriente Próximo Toda la información sobre la guerra en Gaza
  • Oriente Próximo Crece la presión internacional para un alto el fuego en Gaza

Teherán desmintió este lunes las acusaciones de Estados Unidos de que el dron que impactó este fin de semana contra un buque frente a las costas de India fuera lanzado desde territorio iraní.

Un buque cisterna propiedad de una empresa japonesa fue impactado por un dron el sábado frente a las costas de India, después de que los rebeldes hutíes de Yemen reivindicaran varios ataques contra navíos mercantes en el Mar Rojo.

Para saber más

Los hutíes, respaldados por Irán, afirman que estos ataques golpearon a buques vinculados a intereses israelíes y son una muestra de su apoyo a los palestinos de Gaza, donde Israel libra una ofensiva contra el grupo islamista Hamas.

El Pentágono afirmó que el buque japonés fue impactado por un dron lanzado desde Irán.

«Estas afirmaciones son totalmente inadmisibles y carecen de valor», declaró el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Naser Kanani, en respuesta a una pregunta sobre las acusaciones hechas por Estados Unidos.

«Este tipo de afirmaciones tienen como objetivo distraer a la opinión pública y encubrir el apoyo total del gobierno estadounidense a los crímenes del régimen sionista (Israel) en Gaza», agregó.

El conflicto en Gaza estalló hace 80 días, el 7 de octubre, cuando Hamas lanzó un ataque sorpresa en el sur de Israel que dejó unos 1.140 muertos, en su mayoría civiles, según un recuento de Afp basado en datos israelíes.

Los comandos del movimiento islamista también secuestraron a unas 240 personas y 129 siguen cautivas en Gaza, según las autoridades de Israel.

En respuesta, Israel prometió «aniquilar» a Hamas y lanzó una ofensiva terrestre y aérea que ha dejado al menos 20.424 muertos en Gaza, según el movimiento islamista que gobierna en solitario este territorio palestino desde 2007.

Irán apoya a Hamas y celebró el ataque del 7 de octubre como un «éxito», pero negó estar implicado.