• Venezuela Mikel Moreno, el juez de mazo a Nicolás Maduro al que Estados Unidos ofrece cinco millones

El escándalo de corrupción chavista traspasa fronteras. Las autoridades italianas de menores exigieron que el juez Miguel Moreno, Presidente durante cuatro años del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y actual juez de la Cámara de Casación Penal, con sede en las colinas de Lucca, en Toscana.

La villa de seis millones de dólares pasó a manos de la inmobiliaria estatal, Al identificar el presunto blanqueo de capitales que se realizó con el fin de su compra. La mansión estaba a nombre de su esposa, la modelo y estrella de televisión Deborah Minicucci, a quien conoció durante el certamen de Miss Venezuela, al que asistió como patrocinador de las concursantes.

Desde que ingresó en 2014 como juez del TSJ, Moreno se ha convertido en el principal arpón contra la oposición y el Parlamento Democrático. definitivamente, Juez por encima de las órdenes de Maduro. Un nombramiento polémico desde el primer día, pues antes de ser juez perteneció a la policía política. Fue encarcelado y acusado de asesinato en primer grado.

Esta no es ni mucho menos la primera investigación en el extranjero contra Moreno que inicia la justicia estadounidense cinco millones de dolares. Las autoridades lo consideran sospechoso de lavado de dinero en otras compras de bienes raíces.

La noticia bomba, por el momento, no ha provocado El juez tampoco es destituido ni encarcelado. A pesar de que transcurre en medio de una depuración de la corrupción dentro del chavismo, que en realidad esconde una lucha de poder entre sus líderes. “Es inevitable probar la incongruencia. Moreno, con una mansión en la Toscana y otra propiedad en La Romana (República Dominicana) mientras se dice que los maestros y otros servidores públicos luchan por un salario digno que les permita vivir”, criticó Andrés. Velázquez, líder opositor de La Causa R y candidato a las elecciones Preliminares en octubre.

“Quién cae es la consigna del chavista que están impulsando estos días”, bromeó el exfiscal Zaire Mundaray, ahora exiliado en Colombia.

Hasta el momento, hay más de medio centenar de detenidos, entre ellos altos funcionarios del entorno del exvicepresidente Tarek El Aissami, el ejército, jueces y empresarios de Boleburg.

En tanto, la reciente detención acabó con la estelar carrera política de Hugo Cabezas, también del círculo de El Aissami, quien llegó a desempeñarse como Ministro de la Secretaría de la Presidencia de Hugo Chávez y Maduro. El también gobernador y principal responsable del estrangulamiento contra los periódicos por falta de papel durante su gestión como presidente del Colegio de la Liberación, Alfredo Manero, compareció ante el juez al estilo que había puesto de moda el presidente salvadoreño Neb Bukele: trajes naranjas, esposas y grandes conjuntos.

Cabezas está incluido en la investigación por el desfalco de la segunda corporación más grande del país, Corporación Venezolana de Guayana (CVG), integrada por un grupo de empresas que manejan recursos naturales, oro, diamantes, hierro, bauxita y otros minerales. Su jefe hasta la fecha, Pedro Maldonado, otro actor importante en la censura de los medios independientes durante su etapa en Conatel, una entidad estatal de comunicaciones, también se encuentra entre los arrestados.