• El tiempo La borrasca Ciarán pone en alerta a 48 provincias por lluvia, viento o fenómenos costeros
  • Madrid Alerta roja: el Retiro y otros ocho parques cierran este jueves por fuertes rachas de viento

La borrasca Ciarán, que pone en alerta este jueves a casi toda España, ha causado graves daños en la fachada atlántica francesa. Un conductor ha fallecido, 1,2 millones de hogares se han quedado sin luz (780.000 en Bretaña) y los transportes han sufrido graves alteraciones.

El ministro de Transportes francés, Clément Beaune, indicó en declaraciones a la emisora France Info que el fallecimiento de este conductor en el departamento del Aisne se produjo por la caída de un árbol sobre un camión.

Beaune confirmó la prohibición de circular decretada por la Prefectura (delegación del Gobierno) del departamento bretón de Finistère, e insistió en que también hay que renunciar a utilizar los vehículos en los dos departamentos que están en alerta roja por viento, Côtes d’Armor en la costa de Bretaña y la Manche en la de Normandía.

Otros 24, todos en la fachada atlántica, se encuentran en alerta naranja por Ciarán.

Los camiones tienen prohibida la circulación en toda la región de Bretaña y cinco regiones del noroeste de Francia han anulado durante la jornada del jueves todos sus trenes regionales (Bretaña, Normandía, Altos de Francia, Centro-Valle del Loira y País del Loira).

Aeropuertos y trenes

También se han suprimido el 10% de los trenes de alta velocidad (TGV) en Francia, con la suspensión del tráfico en ejes como París-Le Mans y París-Nantes. En el servicio de cercanías de París, buena parte de la línea A (una de las de más tráfico) está parada, y eso mismo ocurre con algunas más.

Dos aeropuertos en Bretaña, el de Brest y el de Quimper, están cerrados desde ayer y en otros del noroeste de Francia se han tenido que desviar aviones a algunos más alejados. En los aeropuertos de París, esta mañana había algunos retrasos por el temporal, reconoció el ministro.

Enedis, filial de EDF responsable de líneas eléctricas, indicó que esta mañana había 1,2 millones de hogares sin suministro de corriente. La empresa tenía movilizados a 3.000 de sus trabajadores para hacer frente las averías previsibles.

La pasada noche en las costas de Bretaña se registraron ráfagas de hasta 193 kilómetros por hora en Plougonvelin en el cabo de Saint Mathieu, 171 en Lanvéoc, en la península de Crozon o 156 en la ciudad de Brest.

En Normandía, se midieron vientos de entre 150 y 170 kilómetros por hora.

En la costa, Météo France ha alertado sobre el riesgo de fuerte oleaje, de entre seis y ocho metros en la mayor parte de la costa atlántica, y de entre ocho y diez metros en la de Bretaña.