Actualizado
  • cumbre de la OTAN Una oportunidad para que Biden demuestre a sus votantes y aliados que es capaz de ser un líder global

El viaje de Viktor Orban a la Rusia de Vladimir Putin, el archienemigo de la UE desde su invasión de Ucrania, sigue levantando ampollas. El miércoles, los embajadores europeos discutieron las consecuencias del inicio de presidencia rotatoria más tenso que se recuerde. Algunos países están poniendo sobre la mesa en la mesa del Consejo de la UE la idea de asediar sutilmente Budapest durante estos seis meses. España llama a mantener la calma y la normalidad.

Desde el 1 de julio, inicio de la presidencia europea de Hungría, el primer ministro Viktor Orban se ha embarcado en lo que él llama una «gira de paz» que lo ha llevado a Ucrania, Rusia, Azerbaiyán y China. La parada más controvertida fue la de estrechar la mano del presidente ruso en Moscú.

“Desleal”, “irresponsable” o “decepcionante” fueron algunas de las palabras que le dieron sus homólogos europeos. El resto de los estados miembros se unieron en torno a un mensaje: Orban no representa la posición común Está explotando la presidencia europea para crear confusión.

Hungría se rebela y se defiende de estas acusaciones. Y añadió: «Es muy peligroso y perjudica el debate político en la Unión Europea, que debería centrarse en el contenido y en cómo la Unión Europea puede desempeñar un papel como actor y no sólo como observador en los conflictos en su vecindad». Janus BukaEl Ministro de Asuntos Europeos durante una rueda de prensa celebrada hoy miércoles en Bruselas. «El Primer Ministro no violó ninguna ley europea».El me saludó.

El Foro Coreper, que reúne a 27 embajadores europeos en términos sociales, debatió el miércoles por primera vez las repercusiones y las posibles respuestas a esta lucha en la que insiste el presidente húngaro. De la reunión no salió ninguna decisión. “No se tomaron medidas concretas, pero hubo una desaprobación generalizada de las acciones de la presidencia. «La percepción general es que esto contradice la posición común de la Unión Europea».Explicaron fuentes diplomáticas.

Aunque algunos países como Polonia piden medidas más duras para frenar a Orban. Uno de los que está ganando más fuerza es el enfoque pasivo-agresivo de participar en una especie de boicot encubierto a las asambleas informales que se reúnen en territorio húngaro, aprovechando al mismo tiempo el hecho de que en este período de transición entre legislaturas europeas hay varias legislaturas europeas. Expedientes y legislación paralizados. Esto se traduciría en enviar a estas reuniones a representantes políticos no destacados y evitar la presencia de ministros. “No hemos recibido indicios de que esto vaya a suceder. Corresponde a cada estado miembro decidir a quién enviar a estas reuniones.. «Pero es importante subrayar que estas reuniones informales son importantes», dijo Bocca.

España, por su parte, apoya no dar este paso y actuar con normalidad. Ministro de Estado para Asuntos de la Unión Europea Fernando Mariano Sampedro Marcos Fue representante en el Consejo de Competitividad, Vicepresidente Teresa Ribera En Medio Ambiente y Ministro de Asuntos Exteriores. Sara Agson Fue uno de los participantes energéticos.

¿En nombre de la Unión Europea?

Orban no notificó a Bruselas ni a las demás capitales de sus intenciones. Su gobierno se defiende asegurando que no lo había hecho antes sino que luego lo hizo a través de una carta enviada a ambos Carlos MiguelEl Presidente del Consejo, además de los 26 jefes de Estado y de Gobierno.

“Quiero aclarar lo que realmente dijo el primer ministro húngaro. No se trata de viajes en nombre de la Unión Europea ni autorizados por ninguna de sus instituciones.. [Orban] Boca dijo que la versión de Budapest gira en torno a tres arterias: “Él es consciente de sus responsabilidades bajo la presidencia, y con ese espíritu brindó al Consejo todas las aclaraciones que necesitaba con la información que recopiló”. A título nacional, dijo que las fechas fueron como fueron porque “estas visitas son muy sensibles y sólo fueron técnicamente posibles de esta manera” y que su objetivo era establecer una paz sostenible y duradera entre Ucrania y Rusia.

Pero ella no está convencida. Las primeras palabras que le dirigió el inquilino del Kremlin fueron que entendía que había venido como algo más que un simple primer ministro húngaro. Los vídeos de patrocinio llevaban el lema de la Presidencia del Consejo. Todo ello generó una confusión y una ambigüedad que satisfizo a Moscú y provocó enormes dosis de descontento entre el resto de socios europeos.

Prioridades presidenciales

Mientras tanto, el gobierno de Viktor Orbán acusa al Parlamento Europeo de no permitirle pronunciar su tradicional discurso en el vestíbulo de Estrasburgo para presentar las prioridades de su presidencia. “Es patético ver cómo la élite fracasada y desconectada de Bruselas tiene miedo de la voz del pueblo”.Denuncia la eurodiputada del Fidesz, Hedwig Balazs. La Conferencia de Presidentes aún no ha tomado la decisión, pero todo apunta a la posibilidad de aplazarla hasta después del verano debido al apretado orden del día que emana del primer pleno de este órgano legislativo, en el que el gran acontecimiento es la votación sobre Úrsula von der Leyen Está a punto de renovar su mandato como jefe de la Comisión Europea.