• Directo Última hora de la guerra en Ucrania

Las tropas ucranianas trabajan para hacer retroceder a las fuerzas rusas posicionadas en la orilla oriental del río Dnieper, ha anunciado el ejército este sábado, un día después de que Ucrania afirmara haber asegurado múltiples cabezas de puente en ese lado del río que divide la región de Jersón, parcialmente ocupada.

El establecimiento por parte de Ucrania de puntos de apoyo en la orilla rusa del Dniéper representa un avance estratégico pequeño pero potencialmente significativo en medio de una guerra en gran parte estancada. El Estado Mayor de las fuerzas armadas ucranianas ha declarado que sus tropas habían repelido 12 ataques del ejército ruso entre el viernes y el sábado.

Los ucranianos intentaban ahora «hacer retroceder lo más posible a las unidades del ejército ruso para facilitar la vida a la orilla (occidental) de la región de Jersón, de modo que reciban menos bombardeos», ha declarado Natalia Humeniuk, portavoz del Mando Operativo Sur de Ucrania.

En respuesta, el ejército ruso utilizó «aviación táctica», incluidos drones explosivos Shahed, de fabricación iraní, para tratar de inmovilizar a las tropas ucranianas, explicó Humeniuk.

El ancho río es una línea divisoria natural a lo largo del frente de batalla meridional. Desde la retirada de la ciudad de Jersón y la retirada a través del Dniéper hace un año, las fuerzas de Moscú han bombardeado regularmente las comunidades en el lado ucraniano del río para evitar que los soldados de Kiev avancen hacia Crimea, anexionada por Rusia.

Por otra parte, las defensas aéreas derribaron 29 de los 38 drones Shahed lanzados contra Ucrania, según informaron oficiales militares. Uno de ellos alcanzó una instalación de infraestructura energética en la región meridional de Odesa, dejando sin electricidad a 2.000 hogares.

En la capital, cientos de personas se reunieron para oponerse a la corrupción y exigir la reasignación de fondos públicos a las fuerzas armadas. La manifestación fue la décima de una serie de protestas en Kiev en medio de la indignación por los proyectos municipales.

El sábado, los manifestantes portaban banderas ucranianas y pancartas con lemas como «Necesitamos drones, no estadios».

«He organizado manifestaciones en más de 100 ciudades protestando contra la corrupción en Ucrania y por más dinero, que debería ir al ejército», dijo Maria Barbash, activista de la organización Dinero para las Fuerzas Armadas. «La primera prioridad de nuestro presupuesto -los presupuestos locales y el presupuesto central- debería ser el ejército».