• protestas Francia es el país de todas las revoluciones

Los sindicatos franceses no pasan página en la reforma de las pensiones y seguirán movilizándose en las calles para exigir la retirada de la ley, pese a su promulgación hace dos semanas. Animada por el éxito de las movilizaciones del 1 de mayo, una de las mayores movilizaciones que podemos recordar en esta fecha en Francia, Las organizaciones sindicales decidieron mantenerse unidas En esta lucha contra esta ley que retrasa la edad de jubilación a los 64 años.

Se reunieron para decidir qué estrategia seguir a partir de ahora: si mantienen un frente común, lo que significa que la oposición a la ley continúa en la calle, o se disuelve la asociación. La movilización contra esta reforma, que acumula más de tres meses de protestas y 13 manifestaciones, ha sido un gran éxito en parte porque, por primera vez en décadas, Los sindicatos han marchado juntos. Que cada uno decidiera seguir su propio camino habría significado de alguna manera el fin del movimiento Antirreforma, que entraría en vigor en septiembre.

Las organizaciones publicaron un comunicado conjunto advirtiendo que Seguirán presionando en la calle Convocaron a un nuevo día de embotellado el 6 de junio. Dos días después, se votará en la Cámara un proyecto de ley para derogar la reforma.

Esta moción la presentó el grupo independiente Liot, el mismo que ya había presentado una moción de censura contra el Gobierno hace mes y medio y se quedó a un puñado de votos de despegar y, por tanto, de derribar la reforma. y el propio poder ejecutivo.

Los sindicatos se reunieron ayer, tras la decimotercera jornada de movilización contra la reforma del sistema de pensiones, que es una de las mayores concentraciones. 2,3 millones de personas asistieron, según el Consorcio CGT; 782.000, según el Ministerio del Interior. Fue el primer partido laborista que los sindicatos reunieron desde 2009, y las manifestaciones en toda Francia se han centrado en protestar contra la ley.

Ha sido el día más tenso y violento que he vivido hasta ahora: según datos del Ministerio del Interior actualizados ayer, Hubo 540 detenidos y 406 policías y gendarmes heridosUno de ellos resultó gravemente herido, con quemaduras faciales, tras la explosión de un cóctel molotov. Se ha iniciado una investigación sobre el intento de asesinato. Además, 61 manifestantes resultaron heridos, entre ellos un joven que perdió la mano con una granada y otra mujer que perdió un ojo.

jefe del interior Gerardo DarmaninSeñaló que en las manifestaciones había más de 2.000 militantes, que se mezclaron con los manifestantes, y pidió que se impongan penas más duras a «quienes ataquen a las fuerzas del régimen». El interior se desplegó 12.000 policías, 5.000 de ellos en París, Además, en algunas ciudades se han utilizado drones, autorizados por una ley recientemente aprobada, para controlar flujos y movimientos. Según Darmanin, este sistema facilitó el trabajo de identificación de radicales.

Primer ministro, elizabeth bourne, Ayer criticó los hechos de violencia ocurridos en algunas de las marchas, destacó que «ha comenzado un nuevo nivel de violencia», y llamó a todos los líderes políticos a condenarlos. Darmanin criticó al líder de la Francia no subyugada, Jean-Luc MélenchonDe la complicidad a la no condena de las actuaciones contra la policía. Sí, lo hizo, por ejemplo, la ultraderechista Marine Le Pen.

El Consejo Constitucional (al igual que el Tribunal Constitucional español) decidirá hoy si acepta una propuesta de la izquierda para Organizar un referéndum para abolir la ley Dejó la edad de jubilación a los 62 años. Este sabio consejo ya había rechazado una propuesta similar el 14 de abril, el mismo día que aprobó la reforma. Esto fue lanzado horas después.

Para los sindicatos y los opositores a la reforma (casi toda la arcada parlamentaria y el 70% de los franceses), esta es la única estratagema para derribar la ley. si usted acepta , Comenzará un proceso agotador que puede durar más de un año Esto significa recoger cerca de cinco millones de firmas, de las que no hay precedentes. Las que se ofrecieron antes no dieron fruto. Aunque se acepte, la ley comenzará a aplicarse igualmente en septiembre.

Born ha querido llamar estos días a los sindicatos a hablar, aunque las organizaciones ponen condiciones para el diálogo. En la declaración conjunta, Han mostrado su intención de seguir juntosSin embargo, advirtieron al gobierno que recordarían su rechazo a la reforma y su pedido de retirarla.