• Europa Estado de emergencia en Italia por la crisis migratoria: las claves de una medida polémica e inédita

Un total de 5.112 personas han llegado a Lampedusa, el territorio italiano más próximo al continente africano, en 24 horas, una cifra que supera todos los récords alcanzados hasta el momento en la pequeña isla, en cuyo muelle se agolpan desde hace horas decenas de migrantes.

Este martes se registraron 110 desembarcos, mientras que desde la medianoche se han contabilizado otros 23, con cerca de otro millar más de migrantes, muchos de los cuales esperan en el muelle para ser trasladados, según los medios locales, aunque el centro de acogida sólo tiene capacidad para 400.

Durante una de las operaciones llevadas a cabo esta madrugada por los guardacostas, algunos de los 46 migrantes que viajaban en una embarcación cayeron al agua y fueron rescatados, aunque un recién nacido de cinco meses se ahogó y su cuerpo fue trasladado al depósito de Cala Pisana, indicaron las mismas fuentes.

«En el centro de Lampedusa hay más de 6.000 personas esta mañana, muchas de ellas familias con menores. Los traslados están previstos para hoy, pero la situación es difícil debido a los más de 100 desembarcos registrados en las últimas horas. Estamos aguantando en la gestión de la acogida, concentrándonos sobre todo en los más frágiles», ha explicado la Cruz Roja italiana en un comunicado.

Las operaciones de salvamento de las fuerzas de seguridad no han cesado en las últimas horas, al tiempo que se han registrado también numerosas llegadas de migrantes que han desembarcado en la isla por su propio pie.

El personal de rescate no da abasto para actualizar las cifras y la gran cantidad de llegadas ha terminado por saturar tanto el muelle, como el puerto, donde a lo largo de la jornada de ayer se formó un atasco de embarcaciones que esperaban para poder desembarcar.

Según los medios locales se trata del mayor número de pateras que han llegado en una misma jornada a Lampedusa y su alcalde, Filippo Mannino, instó este martes al Gobierno de Giorgia Meloni tomar «medidas de emergencia» como la intervención del ejército.

«Nunca se había visto algo así, con decenas y decenas de pequeñas embarcaciones escoltadas o enganchadas a las unidades de rescate frente al puerto, y otras que logran llegar directamente», aseguró Mannino, para quien se trata de «cifras que ya no son sostenibles en esta isla. Necesitamos que intervenga la Defensa».

Además, la nave Diciotti prestó socorro a cerca de 800 personas en el mar Mediterráneo, que fueron llevadas a otros puertos para evitar llenar aún más Lampedusa, cuyo centro de acogida está saturado de nuevo, tras haberse vaciado después de que los desembarcos disminuyeran la pasada semana debido al mal tiempo.

En lo que va de año han desembarcado en Italia 116.028 migrantes, más del doble que en el mismo periodo del año pasado (63.498), según las últimas cifras oficiales publicadas por el Ministerio del Interior.