Varios menores no acompañados figuran entre los 303 pasajeros de nacionalidad india del vuelo entre Emiratos Árabes Unidos y Nicaragua bloqueado desde el jueves en un aeropuerto de Francia, por sospechas de tráfico de personas, aseguró este sábado un organismo local de protección civil.

«Hay 13 menores no acompañados, así como menores acompañados», indicó a Afp la protección civil de Marne, donde se encuentra el aeropuerto de Vatry, a unos 150 km al este de París.

La edad de los menores va «de un bebé de 21 meses a un adolescente de 17 años», precisó la misma fuente.

Para saber más

Esta cifra de 13 menores no acompañados no fue confirmada por las autoridades.

Un Airbus A340 de la compañía rumana Legend Airlines está bloqueado desde el jueves por la tarde en el aeródromo de Vatry por sospechas de tráfico de personas, tras una «denuncia anónima», según la fiscalía de París.

En principio el aparato sólo debía hacer una escala para repostar, en su trayecto entre Dubái y Managua.

Los 303 pasajeros indios del vuelo siguen este sábado en las instalaciones de acogida del aeropuerto, constató un periodista de Afp.

La policía y la gendarmería efectuaron «controles de identidad a los 303 pasajeros y a la tripulación» y están realizando «interrogatorios y verificando las condiciones y las finalidades del transporte de los pasajeros», señaló.

Dos de ellos fueron detenidos el viernes, según la fiscalía. Se está investigando «si existen indicios que respalden las sospechas» de tráfico de personas.

«Todos los miembros de la tripulación fueron interrogados y autorizados a salir libremente, y a regresar a casa si lo desean», dijo el sábado Liliana Bakayoko, abogada de la compañía aérea.

La tripulación estaba compuesta de una treintena de personas: 15 para el trayecto Dubái-Vatry y 14 o 15 para la conexión Vatry-Managua, detalló.

Una fuente cercana a la investigación indicó que los pasajeros, probablemente trabajadores indios en Emiratos, pretendían ir a un país de América Central para tratar desde allí de dirigirse hacia el norte y entrar de forma irregular en Estados Unidos o Canadá.

Un cordón policial bloquea el acceso al aeropuerto y una hilera de lonas blancas oculta el ventanal del vestíbulo de llegadas, constató un periodista de Afp.

«Nada que reprocharse»

«La compañía considera que no tiene nada que reprocharse, que no ha cometido ninguna infracción y se pone a disposición de las autoridades francesas», afirmó Liliana Bakayoko, que se presentó como abogada de Legend Airlines.

La protección civil del departamento indicó a Afp que instaló camas y duchas en el aeropuerto y que desde el jueves por la noche había movilizado a una decena de voluntarios, que se han ido turnando para acompañar a los pasajeros.

Las autoridades locales indicaron que los pasajeros pasaron la noche del viernes al sábado en el aeropuerto.

«Acceso consular»

«El equipo de la embajada obtuvo acceso consular. Estamos estudiando la situación y velando por el bienestar de los pasajeros», declaró la embajada de India en Francia en la red social X.

La ley francesa determina que si un extranjero llega a Francia en avión y se le deniega el embarque hacia su país de destino, puede ser retenido en zona de espera hasta cuatro días.

Este periodo puede ser prorrogado ocho días por un juez y otros ocho en circunstancias excepcionales. En función de los recursos presentados, la estancia máxima en la zona de espera es de 26 días.

El tráfico de personas es un delito castigado en Francia con una pena de 20 años de cárcel y una multa de tres millones de euros (3,31 millones de dólares).

Según la página web especializada Flightradar, Legend Airlines es una pequeña compañía que cuenta con una flota de cuatro aviones, entre ellos dos A340-313.

El pequeño aeropuerto de Vatry recibió unos 62.000 pasajeros en 2022, principalmente en vuelos de compañías de bajo coste, según la Unión de Aeropuertos Franceses.