• 2013 72 días decisivos para Sudáfrica

El primer ministro de la casa real zulú y diputado sudafricano Mangosuthu Buthelezi murió hoy a los 95 años, tras una vida marcada por su controvertido rol durante el régimen segregacionista del apartheid y la transición democrática del país, informó el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa.

«El príncipe Mangosuthu Buthelezi ha sido un líder destacado en la vida política y cultural de nuestra nación, incluyendo los altibajos de nuestra lucha por la liberación, la transición que permitió nuestra libertad en 1994 y nuestra administración democrática», dijo Ramaphosa a través de la red social X (antes Twitter).

Según un comunicado difundido por la familia y recogido por medios locales, el político, que se sometió a principios de julio a un procedimiento médico para el dolor de espalda y tuvo que permanecer en el hospital tras una complicación, murió «en paz y sin dolor».

Nacido en 1928 en lo que actualmente es la provincia de KwaZulu-Natal (este), Buthelezi fundó la formación nacionalista zulú Partido de la Libertad Inkatha (IFP, en inglés) y formó parte del primer gobierno de unidad nacional de Nelson Mandela, surgido en 1994, tras las primeras elecciones democráticas del país.

El político fue ministro del Interior junto a Mandela, un cargo que mantuvo después en la administración de su sucesor, Thabo Mbeki, y hasta 2004, a pesar de las constantes tensiones entre el IFP y el gobernante Congreso Nacional Africano (CNA).

Su figura sigue siendo controvertida por su papel durante el apartheid, cuando, a pesar de oponerse a ese sistema, ocupó la jefatura del bantustán de KwaZulu -nombre que recibían las reservas tribales creadas para población negra durante el régimen de la minoría blanca-, le valió acusaciones de colaboracionismo.

Si bien el IFP, creado en 1975, se alineó inicialmente con el CNA, las tensiones y los choques violentos entre seguidores de ambas formaciones crecieron durante los siguientes años, dejando miles de muertos.

El IFP abandonó las negociaciones previas a la llegada de la democracia multirracial y rechazó inicialmente la votación de 1994, después de que propuestas como la autonomía de la región zulú fueran rechazadas y al argumentar que las demandas de esa comunidad estaban siendo ignoradas, pero, en el último momento, Buthelezi aceptó participar en los comicios.

Tras más de cuatro décadas como líder del IFP, el político se retiró en 2019, si bien continuó como presidente emérito del partido.

Durante su carrera, Buthelezi mantuvo también un papel muy activo en la política de la comunidad zulú, y recientemente apoyó la coronación en agosto del año pasado del rey Misuzulu Zulu, después de una disputa familiar que buscó frenarla alegando la posible falsificación del testamento de su padre, el monarca Goodwill Zwelithini, fallecido en marzo de 2021.

Sin embargo, el alejamiento entre Misuzulu Zulu y su primer ministro se había hecho evidente por varios desencuentros en el último año.

La Constitución democrática de 1996 reconoce el papel de los líderes tradicionales en Sudáfrica y, aunque les otorga un papel ceremonial y no ejecutivo, instituciones como la familia real zulú mantienen una influyente posición social y política.

Los zulúes, que suponen entre diez y doce millones de personas, componen la etnia más populosa de Sudáfrica, cuya población se sitúa en cerca de 60 millones de habitantes.