El estado federado alemán de Sajonia-Anhalt, gobernado por conservadores (CDU), socialdemócratas (SPD) y liberales (FPD), ha añadido con efecto inmediato un requisito a los ya establecidos para la concesión de la nacionalidad alemana: reconocer el derecho de Israel a existir.

Así lo ha estipulado el Ministerio del Interior de Magdeburgo en un decreto dirigido a los distritos administrativos y ciudades independientes del Land. La ministra del Interior, Tamara Zieschang, recoge así una sugerencia formulada por el presidente de la CDU, Friedrich Merz, tras lo atentados de Hamas en Israel el pasado octubre, y por la que había sido criticado.

Entre quienes lo criticaron estuvo el Ministerio Federal del Interior, dirigido por el SPD, y el grupo parlamentario del SPD en el Bundestag, porque consideran que la idea no es necesaria ante la reforma prevista de la ley de ciudadanía. Dicha reforma considera que los actos motivados por el antisemitismo, el racismo, la xenofobia u otros comportamientos misántropos son incompatibles con la garantía de la dignidad humana de la Ley Fundamental y violan el orden básico democrático libre. «Por tanto, tales actos excluyen la naturalización», alegaron los socialdemócratas.

En Sajonia-Anhalt, sin embargo, han decidido actuar. Las autoridades tendrán que cumplir ahora también el decreto especial emitido por el Ministerio de Interior y Deporte del Estado el 29 de noviembre de 2023. Las personas que deseen la nacionalidad alemana deberán reconocer por escrito la especial responsabilidad alemana para con el Estado de Israel y el derecho de Israel a existir. El decreto recomienda que las autoridades locales de Sajonia-Anhalt exijan la siguiente declaración a los solicitantes:

«Reconozco expresamente la especial responsabilidad alemana por el Estado de Israel y el derecho de Israel a existir y condeno cualquier intento antisemita. No persigo ni he perseguido esfuerzos dirigidos contra el derecho del Estado de Israel a existir».

El artículo 16 de la Ley de Ciudadanía alemana ya estipula que el certificado de naturalización sólo puede expedirse si previamente se adquiere un «compromiso solemne» con Alemania: «Declaro solemnemente que respetaré la Ley Fundamental y las leyes de la República Federal de Alemania y me abstendré de hacer cualquier cosa que pueda perjudicarla.»

Parece que Sajonia-Anhalt ya no se conforma con esto. El compromiso con el derecho de Israel a existir se ha convertido en un requisito previo para obtener la ciudadanía alemana. Al fin y al cabo, esta es la razón de ser del Estado alemán, afirma el decreto. Por lo tanto, en el futuro, los solicitantes deberán confirmar por escrito inmediatamente antes de la naturalización que reconocen el derecho de Israel a existir y también condenan cualquier esfuerzo dirigido contra la existencia del Estado de Israel.

En caso de que los solicitantes de naturalización se nieguen a hacer esta declaración, no se les podrá expedir el certificado y su solicitud será rechazada.

Denegación si hay actitudes antisemitas

«La seguridad de Israel y la protección de la vida judía en Alemania es una razón de Estado alemana y una obligación compartida. Quien venga a nuestro país y busque aquí protección debe reconocerlo sin peros. Quien quiera obtener la ciudadanía alemana debe reconocer esta obligación y el derecho de Israel a existir», explicó Zieschang, perteneciente a la CDU.

Según la ministra, «los exámenes de naturalización también deberían completarse con preguntas sobre la responsabilidad especial de la vida judía en Alemania y el derecho de Israel a existir. La naturalización debería denegarse en caso de actitudes antisemitas».

El presidente de la Sociedad Germano-Israelí y antiguo político del Partido Verde, Volker Beck, expresó su simpatía por el decreto de Magdeburgo: «Un compromiso de este tipo permite en el futuro revocar la naturalización en caso de engaño fraudulento. Un rechazo del antisemitismo y una afirmación de la seguridad y la existencia de Israel tiene todo el sentido», sostiene.

De hecho, el decreto sajón también estipula que la revocación de la naturalización debe examinarse «si se demuestra posteriormente que el naturalizado hizo la declaración bajo engaño fraudulento». Sin embargo, Beck también señaló que no le convencía la fórmula de confesión específica del decreto: «Está demasiado centrada en la política del día a día».

Mientras que Sajonia-Anhalt se centrará en el futuro en la actitud interior de los solicitantes de naturalización, el ministro federal de Justicia, Marco Buschmann (FDP), anunció recientemente que también se tendría más en cuenta el comportamiento antisemita en el marco de la próxima reforma de la ley de ciudadanía.

En el futuro, las autoridades encargadas de la naturalización deberán investigar incluso los delitos menores, como los insultos, para determinar si los actos se cometieron por motivos antisemitas. «Si un juez determina que existen motivos antisemitas, el autor ya no podrá convertirse en ciudadano alemán», declaró Buschmann a finales de octubre.