• protestas La toma de Lima se convirtió en una batalla campal para capturar el Congreso
  • Perú Los indígenas rematan la toma de Lima para forzar la renuncia de Dina Boulwart

«El gobierno está firme y su gobierno está más unido que nunca. La situación está bajo control». Presidente Dina BolowartAcompañada de sus más poderosos ministros, compareció ante el país al término de una jornada que pasará a la historia como la fallida toma de Lima. Los manifestantes no llenaron las calles más allá de unos pocos miles, ni los más extremos pudieron tomar por la fuerza la Cámara de Representantes, el órgano más odiado del país.

El mandatario dijo: “La violencia no quedará impune, vamos a trabajar con todo el peso de la ley. Ustedes quieren quebrantar el estado de derecho, generar caos y caos para tomar el poder de la nación. Están equivocados”. Para los que fueron sus antiguos compañeros de los escaños de la izquierda radical en el Parlamento. en paralelo, El sucesor del golpista Pedro Castillo llamó a «un buen diálogo con la gente que quiere trabajar en paz»..

Al mismo tiempo, un edificio en el centro de Lima fue devorado por un voraz incendio, a pocos metros de donde se había desarrollado una feroz batalla, transmitida por todos los canales, gracias también a que la Alcaldía de Lima había renunciado a la señal de sus cámaras instaladas en las calles. Y lo que Perú vio por primera vez fue el ataque salvaje de cientos de violentos, que dispararon contra los adoquines y las piedras. lanzadas desde los Andes o chisporroteantes lanzas gigantes contra las fuerzas policiales que se enfrentaron por primera vez profesionalmente a los manifestantes.

además Hubo varios ataques de multitudes enfurecidas contra periodistas. Que aglutina eventos a pie de calle.

Una casa se quema durante protestas en Lima.
Una casa se quema durante protestas en Lima.Ernesto BenavidesAgencia de prensa de Francia

Fue el balance del paro nacional y la llamada toma de Lima Una persona murió en otra parte del país y 16 civiles y 22 policías resultaron heridos.. De esta forma, la cifra provisional de muertos desde el inicio de las protestas asciende a 55: 43 manifestantes muertos en enfrentamientos con la policía y el ejército, 10 civiles asesinados por bloqueos de carreteras y un policía quemado por una turba violenta.

La Fiscalía mantiene abierta la investigación contra la presidenta y dos de sus el primer espectáculo por genocidio, asesinatos y lesiones.

No sólo fue lo más desagradable la retransmisión de los enfrentamientos en el centro de la capital, sino también la evidencia de ello El ataque a los aeródromos de Cusco, Puno y Arequipa, en el que murió el último joven, fue planeado con anticipaciónsegún ha confirmado el gobierno.

El Ministro del Trabajo agregó que el 70% de la población del país está 100% ocupada, por lo que paraSu protesta fue central sobre todo en el sur andinoentre Puno, Cusco, Arequipa y Apurímac, sede de Boloart.

Pero, Carretera 145 sigue bloqueada por opositores al presidente. Y gran parte de los manifestantes del jueves en Lima planean continuar en la capital, aunque anoche buscaban un nuevo refugio tras acordar con las autoridades abandonar las instalaciones que fueron incautadas en la Universidad de San Marcos.

You missed